Preacuerdo para el histórico convenio colectivo en la Liga femenina de fútbol

Los clubes y los dos sindicatos mayoritarios pactan un texto el último día de la tregua tras más de un año de negociaciones

Oshoala (c), Tounkara (i) y Robles (d), en un Barcelona-Atlético.
Oshoala (c), Tounkara (i) y Robles (d), en un Barcelona-Atlético.Alberto Estévez (EFE)

14 meses y 16 días, 29 reuniones y una huelga después, la mesa negociadora del convenio colectivo para la Liga femenina de fútbol alcanzó este viernes un preacuerdo. La Asociación de Clubes y los dos sindicatos mayoritarios -Asociación de Futbolistas (AFE) y Futbolistas ON- pactaron un texto que deberá dar lugar a la firma el próximo 15 de enero del documento definitivo. UGT, que no tiene representación en los vestuarios, se desvinculó a última hora porque rechaza el protocolo para la renovación anual.

Más información
La tregua en la Liga femenina acaba este viernes pendiente de acuerdo
Un mes de tregua en la Liga femenina
Seguimiento total de la huelga de las futbolistas

El avance llegó el último día de la tregua de un mes acordada por las partes después del paro que impidió la celebración de la novena jornada de Primera, a mediados de noviembre. Antes de que este preacuerdo se haga bueno, la patronal tendrá que encontrar la financiación necesaria para hacer frente al contenido, lo que pasa por un punto de encuentro con la Federación Española sobre los derechos televisivos. Desde ambos lados aseguran que ese momento está cerca.

Si todo llega a buen puerto, sería el primer convenio colectivo en Europa que fijará negro sobre blanco las condiciones mínimas en las que las futbolistas de una Liga desarrollan su profesión. Todo un hito, con una enorme carga social, para el deporte practicado por mujeres en el gran año del fútbol femenino. Un logro que, salvo el baloncesto hace una década y por un breve periodo de tiempo (no se pudo prorrogar al desaparecer la patronal), ninguna práctica ha tenido nunca y que, antes o después, tratarán de conquistar otras disciplinas.

Estos son los principales puntos acordados:

Parcialidad. Todos los contratos parciales se fijarán en el 75%, una línea roja marcada por los sindicatos. Esta cláusula atascó las negociaciones durante un año porque los clubes no subían del 50%.

Sueldo mínimo. 16.000 euros a jornada completa y 12.000 a tiempo parcial. Aquellas jugadoras con contrato a media jornada y que cobran menos de 30.000 euros, además de ver subida su parcialidad al 75%, también tendrán una indemnización económica. Las que reciben ahora entre 12.000 y 15.999 euros pasarán a 16.000. Y las que están entre 16.000 y 30.000, disfrutarán de un aumento lineal de 2.000 euros. Las subidas afectarán a entre un 30 y 40% de las jugadoras de Primera. Estas cantidades se incrementarán en cada renovación anual el IPC más el 2%.

Embarazo. Las futbolistas que terminen contrato y se queden embarazadas podrán renovar por una temporada más en las mismas condiciones. La lactancia, sin embargo, no está contemplada en este texto. Se espera que lo legisle la futura Ley del Deporte.

Filiales. Para que a una jugadora de un equipo filial se le aplique el convenio deberá, al menos, ir convocada 12 partidos y jugar 10.

Concentraciones. La duración no podrá superar las 24 horas cuando el partido se dispute en casa y las 72 horas cuando sea fuera. En ese cálculo se incluyen también los tiempos de desplazamientos. Además, se considerará tiempo de trabajo los actos publicitarios e instituciones de la entidad, una vieja reivindicación de las futbolistas.

Plus por antigüedad. Las futbolistas que haya permanecido seis temporadas o más en un mismo equipo cobrarán una prima cuando lo abandonen. Esta será de 2.000 euros con seis campañas de permanencia; 2.500 con siete cursos; 3.000 en el caso de ocho; y 3.500 euros con nueve años.

Incapacidad total. Si una jugadora queda incapacitada de forma total como consecuencia directa del fútbol, el club deberá indemnizarla con 90.000 euros y con 60.000 a sus herederos en caso de fallecimiento.

Acoso laboral y sexual. El texto señala de forma genérica que los clubes y los sindicatos se comprometen a evitar situaciones de acoso sexual, psicológico o por razones de origen étnico, religioso o racial. En las próximas fechas se definirá un protocolo de actuación.

Vacaciones. 30 días naturales, de los cuales 21 serán seguidos. Si una futbolista disputa con su selección un campeonato, el club puede acordar con ella no tener los 21 días de forma continuada en el caso de que la pretemporada empiece antes. El descanso semanal queda fijado, al menos, en un día y medio seguidos. No habrá partidos del 23 de diciembre al 3 de enero. De forma excepcional, solo podrán entrenar el 31 de diciembre hasta las 14.00.

Derechos de imagen. La jugadora deberá negociar esta cláusula con su club.

Vigencia y aplicación del convenio. El convenio colectivo, de carácter retroactivo, tiene fecha de inicio el 1 de julio de 2019 y una duración de un año prorrogable temporada a temporada. El Barcelona, Athletic y Tacón, aunque no han participado de las negociaciones al no pertenecer a la Asociación de Clubes, también están obligados a ejecutar el contenido.

"Nos están llamando de otros países para interesarse"

Cuatro horas antes de que expirara la tregua, llegó el preacuerdo y el apretón de manos en un despacho de abogados en el centro de Madrid. 443 días y una última semana frenética hicieron falta para llegar a ese momento que abre una nueva era en las relaciones laborales del deporte femenino en España y, sin duda, servirá de modelo en otros países. "Ya nos están llamando de otros lugares del mundo para interesarse por el documento", aseguró María José López, la abogada de referencia de la AFE.

"Las jugadoras se lo merecían. Este es un convenio digno y bueno que protegerá sus derechos", apuntó el presidente del sindicato mayoritario, David Aganzo, que citó la parcialidad, maternidad, el salario y las vacaciones como los puntos más complicados de sacar adelante. El presidente de la Asociación de Clubes, Rubén Alcaine, también se felicitó, pero matizó que este es un texto "más que de mínimos", contra la que era su posición inicial.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS