La tregua en la Liga femenina acaba este viernes pendiente de acuerdo

La patronal aún debe cerrar también con la Federación el pacto sobre los derechos televisivos que les daría la financiación para hacer frente al convenio

El Atlético-Barcelona de la temporada pasada, con 60.000 personas en las gradas.
El Atlético-Barcelona de la temporada pasada, con 60.000 personas en las gradas.álvaro garcía

Últimas horas para que expire la tregua de un mes que se dieron las partes en la negociación del convenio colectivo para la Liga femenina de fútbol. Este jueves por la noche, tras cuatro horas de encuentro, se emplazaron al viernes a primera hora para tratar de cerrar sobre la bocina un pacto histórico. Sería el primer convenio colectivo en Europa que fijaría negro sobre blanco las condiciones mínimas en las que las futbolistas desarrollan su profesión. Si el intento final fracasa, el sindicato mayoritario, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), consultaría con las jugadoras qué medidas tomar.

Más información
Un mes de tregua en la Liga femenina
Seguimiento total de la huelga de las futbolistas
Huelga en una Liga mileurista

Quedan por cerrar puntos tan relevantes como qué hacer cuando una jugadora que cumple contrato se queda embarazada y a partir de cuándo se aplica el convenio a las integrantes de los filiales. En otros, sin embargo, ya hay fumata blanca. La parcialidad sube al 75%, una exigencia irrenunciable de los sindicatos, y los sueldos mínimos quedan fijados en 16.000 a jornada completa y 12.000 a tiempo parcial. Aquellas con contrato a media jornada y que cobren menos de 30.000 euros, además de aumentar su parcialidad al 75%, también tendrían una indemnización económica. En ese caso, las que perciben entre 12.000 y 15.999 subirían a 16.000. Y las que estén entre 16.000 y 30.000, recibirían un aumento lineal de 2.000 euros.

Tras el paro que impidió la celebración de la novena jornada, el 16 y 17 de noviembre, las partes acordaron horas después este mes de tregua. En este periodo se han sucedido las conversaciones (el pasado lunes durante nueve horas en la sede de UGT), pero insuficientes hasta ahora para cerrar el pacto. El texto sería de carácter retroactivo, con fecha de aplicación del 1 de julio de 2019, y se firmaría con una duración de un año renovable otro más. Aunque de la mesa de negociación no han formado parte Barcelona, Athletic y Tacón, al no pertencer a la Asociación de Clubes, ellos también deberían aplicarlo.

En paralelo al convenio, aún queda por desenredar el asunto de la financiación, ya que las entidades han insistido en que, con los actuales ingresos, las más modestas no pueden hacer frente a las demandas de las jugadoras. Esto pasa por un acuerdo entre la Federación Española y la Asociación de Clubes que afecta a Mediapro, poseedor de los derechos de retransmisión de 12 de los 16 equipos de Primera (todos menos Barcelona, Athletic, Tacón y Madrid CFF).

La productora paga a cada uno una media de 190.000 euros anuales. Sin embargo, la institución de Luis Rubiales, que dispone de los derechos de los otros cuatro conjuntos, abona a los suyos 500.000 euros. Esa diferencia resulta la llave económica. Mediapro aceptó liberar a sus 12 clubes de los contratos, pero con la condición de que Gol emitiera dos partidos por jornada, algo que rechazó la Federación. Temía que eligiera siempre los encuentros de los equipos grandes y dificultara la comercialización del resto del paquete.

La semana pasada, el ente de Rubiales envió una propuesta en la que aceptaba que las 12 entidades que ahora están con Mediapro puedan irse con la Federación y cobrar así los 500.000 euros anuales, aunque con unas condiciones. Gol podría emitir dos encuentros por jornada, pero no elegiría libremente. Tendría la primera y la cuarta opción cada fin de semana, y esa primera elección no serían los dos enfrentamientos ligueros entre dos equipos. Es decir, emitiría, por ejemplo, el Barcelona-Tacón, pero no el Tacón-Barcelona. Y podría dar hasta un máximo de ocho duelos por equipo, tanto de casa como de fuera.

Además, Mediapro admitiría que las televisiones de los clubes puedan retransmitir los encuentros; tendría que comprometerse a no interponer más demandas y a retirar las que hay (denunció a Barça TV por dar el Barcelona-Atlético); y aportaría 1,5 millones a las 16 entidades (ahora da 2,25 a sus 12 clubes). La vinculación sería por esta campaña y dos más, y al finalizar este periodo los clubes cederían sus derechos televisivos por otros dos años, pero ya sin la compañía obligatoria de Mediapro porque su contrato con la productora habría terminado. El presidente de la Asociación, Rubén Alcaine, asegura que el acuerdo está próximo.

Sin sanciones por la huelga de noviembre

La jueza del Comité de Competición, Carmen Pérez González, resolvió no sancionar a los clubes de Primera por la jornada de huelga del fin de semana del 16 y 17 de noviembre. La magistrada no vio en la entidades “voluntad dolosa ni notoria negligencia”. A su entender, no “decidieron libre y deliberadamente perjudicar” el desarrollo de los partidos programados, según explica en su escrito. La decisión tardó en llegar un mes tras el paro y era muy esperada ante la posibilidad de que pueda haber otra jornada de huelga en el futuro porque, en caso de una segunda incomparecencia, el código disciplinario de la Federación contempla la expulsión de los equipos de la Liga. Con la primera, la sanción podría haber sido de tres puntos y una multa de entre 3.006 y 12.021 euros.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS