Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Valencia inconsistente da vida al Milan en una mala segunda parte

La falta de acierto penaliza al equipo español, que se aleja de los playoffs

Mike Tobey ante Aaron White en el Milán - Valencia.
Mike Tobey ante Aaron White en el Milán - Valencia. EFE
Euroliga Fase Regular

Finalizado

Un Valencia Basket inconsistente, sin apenas referentes y sin una buena lectura, facilitó en una mala segunda parte la victoria al Armani Milán, que rompió una racha de cinco derrotas seguidas en la Euroliga.

Dos triples de Bojan Dubljevic y una canasta tras un rebote ofensivo del montenegrino iluminaron el inicio de partido valenciano ante un Milán al que le costó entrar en el choque por sus fallos en el tiro pero al que cuando lo hizo no le costó ponerse por delante, gracias principalmente al dominio de Tarczewski bajo los aros.

Seis minutos costó que otro jugador que no fuera él anotara para el Valencia pero la entrada de Van Rossom le dio más criterio en ataque y eso le valió para llevar la iniciativa del juego hasta que en el último minuto se desconectó, incluyendo el regalo de la última bola a un inspirado Della Valle.

ARMANI MILÁN, 78 - VALENCIA, 71

Armani Milán: Sergio Rodriguez (10), Roll (5), Micov (13), Scola (7), Tarczewski (13) —equipo incial— Della Valle (15), Mack (2), Gudaitis (9), Moraschini (4) y White (-).

Valencia: Colom (9), Marinkovic (3), Doornekamp (2), Ndour (6), Dubljevic (20) —equipo incial— Loyd (4), Abalde (-), Labeyrie (7), Van Rossom (9), Tobey (11) y Jiménez (-).

Árbitros: Boris (UCR), Latisevs (LET) y Koljensic (MNE).

Parciales: 26-24; 17-19; 19-10; 16-18.

Mediolanum Forum, 7.964 espectadores.

Ese final de cuarto afectó a la moral visitante y el Milán, impulsado por el ímpetu del exterior italiano, abrió un pequeño hueco en el marcador. El regreso de Dubljevic tranquilizó al Valencia, pero la aparición de Sergio Rodríguez volvió a impulsar a los locales. Un par de buenas acciones de Colom y otras dos de Dubljevic, incluido un triple, hicieron que finalmente el choque llegara igualado al descanso con otra canasta sobre la bocina de Della Valle.

El Valencia volvió a acusar el golpe en la reanudación y encajó un parcial de 0-8 que obligó a Jaume Ponsarnau a pedir un temprano tiempo muerto. Finalmente, fue la entrada de Van Rossom la que despertó al conjunto español , pero el Milán estabilizó la ventaja que había generado de la mano de Sergio Rodríguez.

Los problemas en la defensa del bloqueo central lastraron al Valencia y permitieron al Milán dejar correr el tiempo con los puntos de Gudaitis. El cambio en la forma de leer esa acción permitió al equipo español engancharse al encuentro con un parcial de 0-9. Un triple de Scola rescató al conjunto italiano y el Valencia no encontró la manera de volver a meterse en el encuentro porque su buena defensa no tuvo continuidad en ataque, no tanto porque no encontrara tiros sino porque no los metió. Incluidos varios tiros libres.

Hicieron un último intento Jordan Loyd y Quino Colom de forzar un final más apretado , pero la falta de acierto en el tiro lastró al Valencia que dejó pasar la victoria.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información