Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Valencia le saca las vergüenzas al Baskonia

El equipo vitoriano vuelve a hundirse en los minutos finales después de ir siempre a remolque

Abalde, del Valencia, ante el Baskonia.
Abalde, del Valencia, ante el Baskonia. Getty

El Valencia Basket consiguió una victoria que le aumenta la moral europea. Después de unos comienzos titubeantes en el primer cuarto, se agarró al partido de la mano de Abalde y Dubljevic y apabulló al grupo vitoriano, al que hizo trizas en el tramo final, cuando después de acercarse a nueve puntos, se dejó llevar para acabar perdiendo por 38, en un súbito hundimiento difícil de explicar.

En realidad, todo el partido baskonista es complicado de digerir. Permitió que el Valencia le hiciera un parcial inicial de 8-2, para después darle la vuelta y ponerse, a un minuto para el final del primer cuarto, con siete puntos de ventaja. Un tiempo muerto que pidió Jaume Ponsarnau lo cambió todo. No hubo regañina a sus jugadores, sino todo lo contrario. Sin entrar en disquisiciones tácticas, les dijo que estaban jugando bien, que solo les faltaba un poco de puntería, así que se pusieron a afinarla. En 60 segundos consiguieron igualar el marcador con un triple de Loyd sobre la hora. Ya no volverían a estar por detrás.

VALENCIA,105; BASKONIA,77

Valencia Basket: Colom (5), Marinkovic (6), Ndour (8), Dubljevic (25), San Emeterio (4) –equipo inicial– Loyd (13), Abalde (16), Labeyrie (5), Van Rossom (13), Tobey (10), Doornekamp (0).

Baskonia: Vildoza (12), Henry (9), Stauskas (8), Shengelia (15), Eric (0) –equipo inicial–, Janning (0), Diop (2), Sergi García (0), Fall (2), Shields (22), Polonara (7)

Parciales: 19-19, 27-17, 23-22, 36-19.

Árbitros: Jovcic, Javor y Baumanis. Eliminado Shengelia.

La Fonteta. 7.697 espectadores.

El despiste del Baskonia comenzó a ser mayúsculo a partir de ese instante. La máquina anotadora del Valencia se puso en marcha; la del Baskonia se quedó sin gasolina. Las diferencias en el marcador comenzaron a ser alarmantes para el equipo de Perasovic, que dominaba claramente en el rebote, pero no conseguía frutos en la canasta contraria. Un triple, esta vez del gallego Abalde, como el de Loyd en el primer cuarto, cerró el segundo cuarto con diez puntos de ventaja para el Valencia Basket, una distancia considerable. Empezaba a dominar el partido con claridad.

El tercer cuarto comenzó igual. El equipo valenciano consiguió ponerse 19 puntos por encima. Al Baskonia no le quedaba entonces ni siquiera el dominio reboteador, nada le salía bien al equipo azulgrana. Shengelia se cargaba de faltas y solo Savon Shields mantenía el tipo, pero eso no era suficiente.

Aún así, los vitorianos sacaron sus últimas fuerzas para estrechar el marcador hasta el 69-58 con el que terminó el tercer cuarto, y un tiro libre de Shields estrechó todavía más la diferencia. Pero Henry perdió un balón que podía haber puesto al Baskonia a siete puntos, y angustiado a La Fonteta, y en la acción posterior, Abalde clavó un triple que hundió al Baskonia; el festival lo completaron Van Rossom y Loyd, también desde la línea de tres puntos. La ventaja se disparó, el Baskonia no levantó cabeza, perdió innumerables balones en ataques y al final, el resultado fue casi una humillación. A la espera del Real Madrid el jueves en el Buesa Arena, el marcador no es el mejor aval para cargar las pilas anímicas de un equipo que se está dejando ir en los últimos minutos con demasiada frecuencia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información