Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS DEPORTIVAS OPINIÓN i

El jefazo Ricky y un bonus por Doncic

Phoenix está por encima de las expectativas de los entendidos. Y el base español tiene gran culpa de ello

Rubio pasa entre Aldridge y Murray.
Rubio pasa entre Aldridge y Murray. EFE

Querido amigo; estuve viendo el partido de la NBA entre los Phoenix Suns de Ricky y los San Antonio Spurs de Popovich. Llama mucho la atención lo jefazo que es Ricky en el equipo. El partido se jugaba en México DF y, además de ser el encargado de hacer el discurso de bienvenida en español, firmó después 25 puntos y 13 asistencias. Aunque perdieron, Phoenix está por encima de las expectativas de los entendidos. Y Ricky tiene gran culpa de ello.

Lo más llamativo de los Spurs es que ya está Tim Duncan de entrenador ayudante. Le preguntaron a Popovich por ello y salió con una de sus respuestas singulares: “Creo que los chicos se motivarían el doble con Tim de primer entrenador. Y no me extraña”.

Antetokoumpo es, por ahora —sin duda—, el jugador más valioso. Seguido muy de cerca por LeBron James y probablemente ya por Luka Doncic. Creo que va siendo hora de que los Dallas Mavericks ofrezcan un generoso bonus a Pablo Laso por haber preparado así a un jugador de época. Si dicen que Doncic juega como Larry Bird, ¿entonces Laso, qué sería, la mezcla perfecta de Bill Hodges, entrenador de Bird en la universidad, con KC Jones, el referente en el banquillo de sus Boston Celtics?

Globalmente, en lo que va de temporada NBA se está dando una excesiva y quizá inesperada desigualdad. Los buenos son muy buenos (Lakers y Milwaukee, sobre todo), pero hay franquicias completamente hundidas. Impacta el caso de Golden State. Pierden a Durant, se lesiona Thompson y ahora Curry. Se retira Livingston y deciden traspasar a Iguodala. Pues así te quedas; y te caen las derrotas de cinco en cinco.

Favoritos está claro que hay pocos: en el Este todo depende de los Bucks. A los Sixers les falta más banquillo y el tiro de Ben Simmons. Horford puede dar descanso a Embiid por dentro, pero traspasaron a JJ Reddick, y no lo entiendo. Para mí era un jugador clave para compensar la falta de tiro de Simmons. Los Celtics están jugando con ese orgullo tan de Boston y muy por encima de los pronósticos, pero el banquillo les penaliza. Y la tremenda sorpresa es Miami. El resto, quitando a Indiana, con Domantas Sabonis dignificando el apellido, ni compiten. Los New York Knicks son de nuevo la risa de la liga, y es una pena.

El Oeste va a ser o de Lakers o de Clippers. Houston difícilmente sorprende a nadie con su juego, y Utah es la gran decepción. Con la gran labor de Ricky y un par de retoques, para mí Phoenix es de momento el otro equipo revelación.

Respecto a los jugadores sorpresa, Memphis tiene un rookie alucinante. Aconsejo ver vídeos de JA Morant. Qué plasticidad. Zion Williamson sigue sin debutar, para tristeza de la NBA, sobre todo en la parte mediática. Charles Barkley asegura que con su peso actual jamás podrá tener continuidad en el juego. Por cierto, en el análisis se me olvidó Denver en el Oeste y Toronto, actuales campeones. Ni una excusa tras la marcha de Leonard y sí mucho orgullo. Pascal Siakam está jugando a nivel de un top-10 de la liga.

Ve preparando la quedada navideña, que me tendrás que actualizar tú las novedades del Estu, del Atleti, y sobre todo del alero Pedro Sánchez.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >