Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El museo del regate sin gol de Vinicius

El extremo brasileño, el más activo del Madrid, comparte titularidad por primera vez con su compatriota Rodrygo

Vinicius, entre David López y Victor Gómez. En vídeo, declaraciones de Zidane.

Juntos durante todo el calentamiento, Rodrygo y Vinicius estuvieron este sábado separados por Benzema en el ataque de un Real Madrid que vestía de verde ante el Espanyol para apoyar la Cumbre del Clima. Primera titularidad conjunta para los dos adolescentes brasileños, cada uno tirado a un costado de un Bernabéu casi lleno en medio del puente constitucional.

Las lesiones dieron una buena oportunidad a Vinicius después de unas semanas desaparecido hasta de las convocatorias de Zidane. En el mediodía madrileño se pudo ver una exhibición de regates del joven Vini. Le salieron todos: en corto, en largo, de tacón, de cabeza... pero el final nunca fue el deseado por él y la parroquia madridista. Sus explosivas intervenciones no hallaron la red, tampoco a un compañero que completase el gol. Mucho más discreto estuvo Rodrygo, aunque se mostró generoso en el trabajo ayudando a Carvajal cuando procedía.

Real Madrid
RMA
2
-
0
ESP
Espanyol
Real Madrid
Courtois, Carvajal, Sergio Ramos, Ferland Mendy, Varane, Kroos (Modric, min. 70), Casemiro, Federico Valverde, Vinicius Junior (Eder Militao, min. 84), Benzema y Rodrygo (Brahim Diaz, min. 84).
Espanyol
Diego López, Bernardo, David López, Calero, Marc Roca, Granero (Pol Lozano, min. 72), Darder, Víctor Gómez Perea, Dídac, Wu Lei (Campuzano, min. 64) y Jonathan Calleri (Óscar Melendo, min. 82).
Goles
1-0 min. 36: Varane . 2-0 min. 78: Benzema .
Árbitro
Santiago Jaime Latre
Ferland Mendy (min. 62), Federico Valverde (min. 73), Vinicius Junior (min. 16), Calero (min. 60), Granero (min. 14) y Darder (min. 90).
Ferland Mendy (min. 82).
Estadio:Santiago Bernabéu

La primera del partido fue para Vinicius, que demostró sus ganas con una jugada individual brillante y potente. El extremo izquierdo mostró todo su repertorio: velocidad, regate y poca puntería, aunque no era el disparo más fácil ante un Diego López que siempre apareció. Cinco minutos después le llegó el turno a Rodrygo. Un balón se le quedó franco en la media luna del área, ideal para pegarle de primeras. Eso hizo el chaval, que buscó la escuadra de Diego López sin fortuna.

De los dos, Vinicius estaba especialmente activo, formando una buena asociación con Mendy por la izquierda. Más libre se sentía Rodrygo, que como suele ser habitual, abandonaba la banda derecha para buscar la asociación. Tras el susto que supuso el cabezazo de Granero, con paradón de Courtois, Vinicius volvió a encontrar espacio, pero no pudo servir a Benzema, que esperaba el balón en boca de gol. Al brasileño le salían todos los regates, aunque, de nuevo, le faltaba concretar.

Todo el ataque del Madrid se concentraba por la izquierda y por ese lado montó la contra el circunstancial equipo verde. Benzema lanzó a Vinicius, que se plantó como una centella ante Diego López. El final de la jugada fue el que el Bernabéu temía y esperaba: parada del portero del Espanyol. “Ha hecho un gran trabajo en ataque y defensa”, alabó Zidane al extremo, que casi deja con uno menos a su equipo antes del descanso porque se pasó de frenada y tras resbalarse atropelló a David López.. Minutos antes, el exceso de ímpetu llevó al brasileño a realizar otra fea entrada sobre Diego López que sí fue sancionada.

En la segunda parte apenas aparecieron los dos amigos brasileños, básicamente porque apenas pasó nada sobre el verde. Solo unos pocos regates más de Vinicius que achisparon mínimamente un partido espeso y aburrido. A falta de cinco minutos, Zidane los sustituyó a los dos a la vez. Juntos empezaron y juntos acabaron.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información