Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane: “Han sido los mejores 45 minutos desde que volví”

El técnico francés admite que Mallorca fue un punto de inflexión. "Lo que hicimos fue trabajar más"

Hazard controla el balón con De Blasis detrás.
Hazard controla el balón con De Blasis detrás. EFE

Zinedine Zidane no cambia el semblante gane o pierda su equipo. Juegue con solvencia o caiga con estrépito. Atiende a la prensa como una obligación más de su cargo, con la media sonrisa y ese desapego elegante con el que se zafaba de un rival, con pelo todavía en el Girondins, con la tonsura con la que actuaba en la Juventus o la cabeza rapada del Real Madrid, bien de jugador o bien de entrenador. Escucha las preguntas, siempre incisivas, responde sin estridencias. Está contento, aunque no cree que las cosas han cambiado demasiado desde la derrota en Son Moix hace tres semanas, que fue un punto de inflexión: “No ha cambiado mucho. Lo que hicimos después de la derrota en Mallorca fue decir que había que trabajar más y lo hicimos, y confiar en nuestra calidad. En Eibar, la primera parte fue muy buena y tenemos que estar satisfechos”, sentenció el técnico madridista.

Cree Zidane que sus decisiones sobre la alineación en Ipurua no le refuerzan en sus convicciones, pero “lo más importante es que hemos hecho dos o tres cambios y los que han salido lo han hecho fenomenal. Eso me deja contento porque veo que están todos metidos. Tenemos 25 jugadores y tenemos que contar con todos. Esto sí significa mucho para el entrenador”.

El técnico francés no es amigo de maximalismos, así que elude graduar su satisfacción: “No creo que sea el día más feliz desde que he vuelto. He tenido muchos. También el día del Galatasaray”. Para el entrenador del Real Madrid, “lo importante es salir a los partidos a tope, darlo todo. En un campo complicado como este, frente a un rival que te puede meter en dificultades, la primera parte fue muy buena. Controlamos defensivamente sus virtudes y atacamos bien. Puede ser que los primeros 45 minutos hayan sido los mejores desde que volví, pero hemos estado bien todo el partido, porque el rival ha salido mejor en la segunda parte”.

Zidane está de acuerdo con quienes le sugieren que es difícil distinguir al mejor jugador de su equipo frente al Eibar: “Es bueno que no se pueda elegir al mejor jugador, porque eso quiere decir que están todos enchufados”, y a la hora de destacar, se muestra satisfecho de las prestaciones de Fede Valverde: “Ha estado muy bien en todo el partido. Es un jugador diferente, es joven, tiene hambre, ganas de hacerlo bien. Tiene un buen golpeo, así que me alegro por su gol desde fuera del área. Tiene que seguir así”.

“Lo he buscado mucho y ha sido especial. Era esa espinita, me estaba costando, pero lo importante es ganar y seguir sumando victorias. El gol es un plus”, aseguró con timidez el joven volante uruguayo, señalado como uno de los principales jugadores en la mejora que parece anunciar su equipo desde la derrota en Mallorca. “Hemos cambiado cosas: la intensidad, cosas que pidió el míster… Eso hacemos, hay que seguir este camino para seguir dando una buena imagen”, prosiguió el charrúa.

“Ahora la pelota entra. El fútbol es eso”, matizó Carvajal, que cumplió 250 partidos con la camiseta blanca. “Estamos siendo más contundentes en las dos áreas y eso nos está marcando muchísimo. Cuando el equipo sale fuerte y gana en la primera media hora, el rival deja espacios. Con el Betis no entró y el rival se fue haciendo fuerte a partir del marcador, y es más difícil así”, apreció el lateral, que también se refirió a Valverde: “Trabajo, trabajo y más trabajo. Son minutos más que merecidos. Es un ejemplo para todos de que con trabajo y sacrificio se puede”. Para Hazard, Carvajal también tuvo palabras: “El nivel de adaptación no es fácil. Ha hecho un partido fantástico, se está viendo su mejor versión y nos va a dar muchísimo como nos lo ha dado hoy”.

Por su parte, José Luis Mendilibar no puso ningún pero a la derrota: “Han tenido media hora muy buena. Han empezado el partido muy metidos, con el balón y sin él. No han especulado para nada. Han venido a por nosotros y nos ha costado salir. Han metido tres goles bien metidos, sean penaltis o no. No sé si hemos dado facilidades, pero han estado muy enchufados. No hemos podido hacer gran cosa”.

¿Fue mérito del Madrid o demérito del Eibar? “Un poco de todo. Intuían lo que podíamos hacer nosotros, nos robaban. A veces si ves al rival, hay que pensar y bajar un poco. Ellos son buenos y fuertes”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >