Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane: “Bale y James no están lesionados, pero tampoco disponibles”

El la previa del encuentro que disputan Madrid y Eibar este sábado en Ipurua, el técnico francés se embarulla a la hora de referirse a la situación del galés y el colombiano

Zidane, durante el entrenamiento del viernes en Valdebebas.
Zidane, durante el entrenamiento del viernes en Valdebebas. EFE

Con la reciente goleada al Galatasaray en el retrovisor, pero ya con el Eibar en la luneta frontal, la rueda de prensa de Zinedine Zidane este viernes en Valdebebas, previa a la visita de su equipo el sábado a Ipurua (18:30, Movistar LaLiga), giró una vez más en torno a la actualidad varios de sus jugadores. Aunque no todas esas actualidades reflejen el mismo panorama. Mientras que Rodrygo, trigoleador ante los turcos en Champions, y Fede Valverde protagonizaron las cuestiones más amables por tratarse de dos de los futbolistas más en forma de la plantilla ("No me sorprende su rendimiento, cuando les toca jugar demuestran su calidad"), las ausencias reiteradas de Bale y James, que no estarán ante el Eibar pero sí viajarán con las selecciones de Gales y Colombia, llevaron a Zidane a un escenario donde no encontró regate posible para salvar la situación.

"Bale y James no están disponibles", aseguró tajante. ¿Pero no lo están porque se encuentran lesionados?, se le cuestionó inmediatamente. "Lesionados no, no están disponibles para jugar ¿vale?", se revolvió el francés. "Han hecho cosas sobre el campo pero no se han entrenado con el equipo", abundó ZZ. ¿Entonces no están lesionados?, le repreguntaron. "Un jugador que no entrena con el equipo no está disponible", intentó justificarse de nuevo el técnico con el mismo poco éxito. ¿Entonces es usted el que decide que no entrenen con el equipo y por tanto es una decisión técnica?, continuó la conversación. "No decido yo en eso. Son ellos los que deciden si pueden entrenar con el equipo. Van a ir con la selección, y tendrán unos días para ver si pueden jugar o no", amplió el técnico. Por el momento, el Real Madrid no ha publicado ningún médico parte acerca de la situación física de ambos jugadores. En el caso de Bale porque el jugador no da su consentimiento para hacerlo (arrastras unas molestias por un edema en el sóleo de su pierna izquierda), mientras que del colombiano no se tiene registrada ninguna lesión, ya que su última ausencia tuvo lugar por el nacimiento de su segundo hijo.

"No tengo el permiso de nadie para decir lo que tiene Marcelo, pero es poca cosa y estamos un poquito más tranquilos", aseguró Zidane en referencia al lateral brasileño, que se tuvo que retirar por unas molestias musculares durante el partido ante el Galatasaray, y que esta mañana tampoco se entrenó, igual que Bale y James, con el resto de sus compañeros.

El enfado de Leonardo

El conflicto respecto al estado de salud de estos tres jugadores no fue el único lío al que tuvo que enfrentarse Zidane en una rueda de prensa que por momentos resultó innecesariamente tensa. Sus declaraciones hace unos días acerca de Mbappé y del sueño del jugador "por vestir algún día la camiseta blanca", fueron replicadas el miércoles por Leonardo, director deportivo del PSG, que cargó contra el técnico del Madrid por referirse así a su jugador. "Molestan esas palabras. Que pare, no es momento de desestabilizarlo", declaró el brasileño. "Solo dije lo que dijo él un día, que su sueño sería ponerse la camiseta del Madrid. Lo vuelvo a decir hoy y lo volvería a decir. Leonardo puede decir lo que quiera, y yo también puedo decir lo que quiera", se limitó a contestar ZZ.

En referencia al encuentro frente al Eibar, el técnico del Madrid destacó lo complicado del enfrentamiento, no solo por el rival, sino por lo particular de su estadio. "Es un campo muy diferente de los demás, un poco más pequeño, y sabemos la dificultad que tiene. Aunque hemos tenido pocos días para preparar el partido, sabemos que es un campo diferente y que en él ellos juegan de una forma diferente de como lo hacen fuera. Pero estamos preparados", argumentó el francés, que se mostró muy satisfecho con la secuencia de cuatro partidos consecutivos sin encajar goles que suma el equipo. "Es algo que valoro mucho, y cada vez que hablo después de un partido me refiero a eso. Es un dato que quiere decir que todo el equipo trabaja, pero cada partido es un mundo y tenemos que repetirlo", aseguró Zidane.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >