Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva victoria de Carlos Sainz para aspirar al triunfo en Marruecos

Fernando Alonso salva una jornada que fulmina las opciones de Peterhansel y Al Attiyah

El Mini de Carlos Sainz rodando por el desierto africano.
El Mini de Carlos Sainz rodando por el desierto africano. @XRAIDTEAM

La incertidumbre para decidir el ganador del Rally de Marruecos se mantendrá hasta la línea de meta de la última especial, un tramo de 210 kilómetros cronometrados entre Erfoud y Fez, programado para este miércoles. Carlos Sainz se encargó en la penúltima etapa de ajustar la clasificación general con una victoria, la segunda consecutiva, que le deja a 4m y 42s del líder de la prueba, Giniel de Villiers. El sudafricano disputa el rally marroquí acompañado por primera vez de Alex Haro, el copiloto catalán que durante años guio a Nani Roma. La pareja Villiers-Haro ha mostrado tener muy buen entendimiento pese a lo reciente de su alianza y aspiran a poder defenderse de la arremetida final de Sainz, envalentonado y en dinámica creciente tras haber realizado una carrera de menos a más.

La cuarta etapa era un recorrido rápido y con intrincados sectores de dunas, pero tuvo que ser recortada unos 100 kilómetros por problemas con uno de los helicópteros que siguen la prueba, lo que no garantizaba la seguridad en todo el recorrido. En esas circunstancias, Sainz y su copiloto, Lucas Cruz, acertaron con la estrategia y se desenvolvieron con solvencia, distanciando en 2m y 37s al polaco Jakub Przygonski.

La prueba marroquí es el último banco de pruebas antes del Dakar y Sainz llega al desenlace como firme aspirante al triunfo, tras ser el gran beneficiado de la cuarta etapa, una jornada marcada por les percances sufridos por Nasser Al Attiyah, que tuvo problemas mecánicos en su Toyota Hilux y necesitó ser remolcado para llegar a meta, y por el accidente de Stephane Peterhansel, que volcó a pocos kilómetros del final.

En medio de semejante barullo, Fernando Alonso logró salvar la papeleta, entrando séptimo a 27 minutos de Sainz. El expiloto de Fórmula 1 ha tenido un rally salpicado de contratiempos y el lunes fue penalizado con 70 horas, sancionado por haber sido remolcado tras destrozar el frontal de su Toyota en una zanja. Los mecánicos del equipo trabajaron durante horas para reparar los daños y Alonso y su copiloto Marc Coma decidieron seguir en carrera para acumular experiencia, pero ya sin ninguna opción en la general.

El de este martes fue el triunfo de la confirmación para Sainz y su copiloto Lucas Cruz, después de que el día antes la victoria les llegara por una decisión técnica de la organización, que invalidó la inicial victoria del catarí Nasser Al-Attiyah alegando "problemas técnicos con el GPS" obligaban a dar por terminada la etapa en un control de paso anterior a la línea de meta.

 

Short se hace con el liderato en motos y Barreda es cuarto

En la categoría de motos, la victoria de etapa fue para el portugués Paulo Gonçalves, veterano correcaminos del desierto que, recientemente, ha fichado por Hero Motorsports y estrena en Marruecos su palmarés con la nueva estructura.

Sin embargo, en la cuarta etapa el golpe lo dió el americano Andrew Short, que logró auparse al liderato por solo 35 segundos de ventaja sobre el chileno Pablo Quintanilla. Ambos son compañeros de equipo en la escuadra Husqvarna y este miércoles, en la última especial, tratarán de mantener a raya a las Honda de Brabec y Joan Barreda.

El español ocupa la cuarta posición en la general, a 5 minutos y 11 segundos del líder, y está justo por delante de Toby Price, último ganador del Dakar y quien, hasta la penúltima etapa, lideraba la prueba de Marruecos. Laia Sanz se mantiene dentro del Top 20 de la general, a 1 hora y 17 minutos del líder.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >