Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferrari se condena en Hockenheim

Dos averías en los coches de Leclerc y Vettel despejan el camino a Hamilton, que se lleva su cuarta pole

gran premio alemania
Leclerc, en su monoplaza. Getty

Ferrari no levanta cabeza. Siempre que la ‘Scuderia’ ha estado en condiciones de llevarse el triunfo en esta temporada ha surgido un imprevisto que ha hecho imposible que la marca de Maranello haya sumado una sola victoria. En Bahréin fue un problema eléctrico aquello que impidió que Charles Leclerc estrenara su casillero en la Fórmula 1; en Canadá fueron los comisarios quienes intercedieron y sancionaron a Sebastian Vettel en los últimos giros de la prueba, y en Austria un error de cálculo y un exceso de confianza permitió una brutal escalada de Max Verstappen, que pasó por encima de Leclerc sin compasión. Este domingo en Alemania, (15:10 horas, Movistar Fórmula 1), solo un milagro llevará a Ferrari a lo más alto del podio en un gran premio que dominó en todas las sesiones libres de ensayos antes de desmoronarse en la cronometrada.

Dos averías distintas en los dos monoplazas de la estructura de Maranello apartó a sus dos pilotos de la pelea por la ‘pole’, que quedó en bandeja para que Lewis Hamilton se hiciera con ella, la cuarta del británico hasta este curso y la número 87 de su hoja de servicios. El actual campeón e indiscutible líder de la tabla general (dispone de 39 puntos sobre Valtteri Bottas) ni siquiera supo explicarle a su equipo, por la radio, cómo es que iba a arrancar desde la primera posición de la parrilla, en una carrera que a priori se avecinaba cuesta arriba. “No sé realmente cómo hemos llegado hasta aquí. Ferrari ha estado por delante en todo momento”, comentó el de Mercedes, que compartirá la primera fila con Max Verstappen. Carlos Sainz saldrá el séptimo después de que McLaren lograra rectificar a tiempo y minimizar el efecto de las evoluciones desplazadas a Hockenheim por la competencia.

La sorpresa de Hamilton es comprensible. No es normal que después de dominar los entrenamientos, Leclerc vaya a partir el décimo y Vettel, el último. En el caso del alemán, un fallo en el turbo de su prototipo le dejó sin tiempo en la primera criba de la sesión oficial (Q1), mientras que el monegasco no pudo afrontar la última (Q3) por una avería en el sistema de combustible de su SF90.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >