Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España se toma la revancha y se proclama campeona de Europa sub-21 por quinta vez (2-1)

La selección se impone a Alemania, su verdugo en la final de 2017, gracias a los goles de Fabián y Dani Olmo

En foto: Ceballos y Vallejo levantan el trofeo que acredita a España como campeona de Europa sub-21. En vídeo: declaraciones de los jugadores. AFP | VÍDEO: EFE

No hay quinto malo. Y si no que se lo digan a la selección española sub-21, que este domingo se ha impuesto a Alemania (2-1) en una vibrante final, conquistado el Europeo y empatando con Italia como la selección con más entorchados de la categoría, con cinco. Los goles de Fabián, nada más arrancar el encuentro, y de Dani Olmo, mediada la segunda mitad, fueron suficientes para que los de Luis de la Fuente se tomaran la revancha ante su verdugo en la final de 2017.

ESPAÑA, 2; ALEMANIA, 1

España: Sivera; Martín Aguirregabiria, Núñez, Vallejo, Junior Firpo; Marc Roca, Fabián Ruiz (Merino, m. 78), Ceballos; Dani Olmo, Fornals (Mayoral, m. 72) y Oyarzabal (Soler, m. 55).

Alemania: Nübel; Klostermann, Tah, Baumgartl, Henrichs; Serdar (Neuhaus, m. 61), Eggestein (L. Nmecha, m. 78), Dahoud; Öztunali (Richter, m. 72), Amiri y Waldschmidt.

Goles: 1-0. M. 8. Fabián, con la zurda desde fuera del área. 2-0. M. 69. Dani Olmo, tras un rechace del portero a un tiro de Fabián. 2-1. M. 88. Amiri, desde fuera del área tras desviar Vallejo el balón con la cabeza.

Árbitro: Srdjan Jovanovic (Serbia). Amonestó a Vallejo, Núñez y Sivera.

Unos 25.000 espectadores en el estadio Friuli de Údine.

Dejó España unos quince minutos iniciales para el recuerdo. Avasalló la selección en el arranque del choque a una Alemania que no encontraba la manera de ni tan siquiera salir de su propio campo. Fruto de ese empuje llegó el primer tanto del partido. Solo habían transcurrido siete minutos cuando Fabián agarró un balón en la medular, condujo hasta la frontal ante la falta de oposición alemana y sacó un latigazo que se coló besando el palo derecho de la portería que defiende Nübel.

Funcionaba la presión tras pérdida de España, que pudo hacer más sangre pero no acertó de cara a puerta, y Alemania comenzó a crecer. Tras el arrollador inicio, los germanos despertaron y empezaron a rondar el área española, igualando el choque. Ante la atenta mirada de Joachim Löw, el seleccionador absoluto, se hicieron con el balón y pusieron en aprietos a La Roja en más de una ocasión, demostrando por qué defendían el título y se habían plantado en la final sin perder un solo partido

La segunda parte comenzó como acabó la primera. Con Alemania adueñándose del esférico y cercando el área española. Pero España supo sobrevivir al empuje germano y, cuando peor lo estaba pasando, aprovechó una jugada aislada para sentenciar. Fue Dani Olmo, el mejor del partido, el que cazó un rechace dentro del área tras otro disparo desde la frontal de Fabián, y la picó con sutileza para poner el segundo. Una ventaja insalvable para Alemania, que aunque recortó distancias cuando el encuentro languidecía por medio de Amiri, no pudo evitar la quinta corona española en categoría sub-21.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información