Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Robert Moreno continúa el proyecto de Luis Enrique

El técnico asturiano deja la selección españolapor sus problemas personales y la federación apuesta hasta la Eurocopa 2020 por su ayudante como “la única alternativa”

Roberto Moreno, con Rubiales al fondo. En vídeo, el anuncio de Rubiales y las primeras palabras del nuevo seleccionador.

Una llamada de Luis Enrique al presidente de la federación, Luis Rubiales, y otra posterior al director deportivo, José Francisco Molina, a los pocos días de concluir el último España-Suecia desembocó este miércoles  en el relevo del técnico asturiano al frente de la selección española. La solución tomada por la federación es de calado continuista y custodia con los rasgos primordiales del estilo con el que España dominó el fútbol mundial entre 2008 y 2012. El sustituto será Robert Moreno (Barcelona, 41 años), ayudante de Luis Enrique y confirmado en el cargo hasta la próxima Eurocopa de 2020, para la que España está cerca de sellar su clasificación.En ambas conversaciones telefónicas mantenidas con los dirigentes federativos, Luis Enrique les transmitió que no podía seguir al frente de La Roja por los motivos familiares que ya le obligaron a ausentarse del Malta-España (0-1) disputado el pasado mes de marzo en La Valeta. Expresó no sentirse con fuerzas para seguir al frente del proyecto iniciado hace un año y finiquitó la anomalía que se vivió durante la última concentración en la que ejerció de seleccionador a distancia.

El trámite de las llamadas a Rubiales y Molina cumplía con lo pactado. Por una cuestión de valores y humanidad, la federación siempre defendió que nunca iba a presionar a Luis Enrique y que este sería el que tomaría la decisión sobre su continuidad, como así ha sucedido. “Tengo que dar las gracias a Luis Enrique. Un tío que se ha portado con la Federación de manera diez, hemos aprendido mucho de él, le he transmitido que siempre va a tener las puertas de la selección abiertas”, fueron las primeras palabras de Luis Rubiales en la rueda de prensa convocada de urgencia ayer en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. “Ha sido la única alternativa. Queríamos que siguiera ese proyecto. Con otro, cambiaba el proyecto. El equipo está jugando bien y ganando partidos y tiene el apoyo de todos, incluidos los jugadores”, argumentó Molina sobre Moreno. Existe un fuerte convencimiento en la federación de la que solución es la adecuada. “Ante este problema la mejor respuesta es el equipo más preparado y lo representan ellos con Robert a la cabeza, por la sabiduría que tiene es la mejor de las opciones”, apostilló Rubiales.

Luis Enrique Seleccion
Luis Enrique. AFP

 

El mismo estilo

El presidente federativo quiso interceder por Moreno cuando a este le preguntaron si Luis Enrique iba a estar al tanto de sus decisiones y si tendría algún tipo de incidencia o influencia sobre su trabajo. “Luis Enrique ha comunicado que su etapa como seleccionador ha terminado y que empieza otra. Robert podrá encontrar consejos en las personas que decida, pero empieza una nueva era liderada por el nuevo seleccionador”, explicó tajante Rubiales. “Luis es muy respetuoso con los códigos del fútbol y sabe que me toca estar de primer entrenador, pero no niego que en cualquier momento de duda y que crea que necesite su opinión, le consultaré. Llevo nueve años con él, he sido esponja para absorber, cuando las circunstancias lo permitan voy a poder consultarle, pero ahora me toca a mí estar para las decisiones principales”.

En la federación han observado la angustia del nuevo seleccionador ante el trago de tener que reemplazar a su amigo y mentor. “Es un sentimiento encontrado que no sé definir, de mucha tristeza, no diría de alegría, sobre todo de responsabilidad, Me ha valido que Luis estaba de acuerdo y que teníamos su apoyo”, admitió el propio Moreno. Contar con el visto bueno de los dos cabecillas principales del vestuario, Sergio Ramos y Busquets, también ha sido clave en la decisión. Durante la última concentración, ya sin Luis Enrique, Moreno contó con el apoyo del madridista y del azulgrana para tratar de suplir el liderazgo de Luis Enrique e imponer la disciplina de grupo.

La opción de Moreno, que también dirigió a España en las Islas Feroe (1-4) y en Madrid, frente a los suecos (3-0), la contemplaron sin ambages Rubiales y Molina. “Ni antes, ni durante la última concentración se planteó el relevo. Solo en los últimos días, cuando Luis llamó, fue cuando se tomó la decisión”, reiteran en la federación. Sin embargo, sí admiten desde Las Rozas que la preparación de los partidos ante las Islas Feroe y Suecia y el desarrollo de los mismos han servido para reforzar una decisión que responde a la intención de Rubiales y Molina de darle continuidad al proyecto que idearon cuando contrataron a Luis Enrique. Apenas un año después las dudas por la inexperiencia de Moreno no han supuesto un obstáculo.

“Serán los resultados los que refuercen o debiliten la decisión tomada. Pero cuando se les ve trabajar a él y a su equipo, la preparación y el conocimiento que tienen, cuando desde los empleados hasta los jugadores están encantados con ellos, la decisión no es tan extraña. Y qué pasa porque no tenga experiencia”, señalan desde Las Rozas.

A la sombra de Luis Enrique durante nueve años, a Moreno se le cuestionó por sus preferencias estilísticas y por si introduciría matices personales. “El camino es el marcado por la selección en los últimos años, ser protagonistas con el balón y recuperarlo rápido, me gustaría que los equipos grandes españoles jugaran así”, aseguró con firmeza antes de concluir: “No me considero un fundamentalista de nada, lo que no voy a hacer es pedirles a los jugadores cosas que vayan en contra de sus virtudes”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información