Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Revolución del Atalanta

El equipo lombardo mete más goles que nadie en la Serie A (77) y se clasifica para la Champions por primera vez en su historia. El Milan y la Roma, a la Liga Europa

Duvan Zapata celebra su gol al Sassuolo. Ampliar foto
Duvan Zapata celebra su gol al Sassuolo. AP

El Atalanta de Bérgamo, equipo pujante que practica un fútbol divertido y eficaz, derrotó al Sassuolo (3-1) y se clasificó por primera vez en su historia para la Champions. El tercer puesto del pequeño club lombardo fue la noticia que conmovió el calcio en una última jornada de Serie A marcada por emociones fuertes. Sobrevuela la idea de un cambio de orden que afecta a las potencias tradicionales. Hasta última hora de competición no se aclaró el destino del Inter, que salvó su proyecto financiero agarrándose a la Liga de Campeones a través del cuarto puesto. El Milan, un gigante por historia, quedó relegado a la Liga Europa junto con la Roma, que hace un año estuvo a punto de alcanzar la final de la Champions. Descendió el Empoli, que se unió al Chievo y al Frosinone en el fondo de la tabla. Sobre la bocina se salvaron el Genoay la Fiorentina.

La clasificación del Atalanta por primera vez para la Champions refleja la clase de movilidad que la Asociación de Ligas Europeas de Fútbol intenta preservar. Preguntado por el zarpazo del club italiano, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, lo puso de ejemplo de pureza competitiva frente al presunto deseo de los clubes como el Madrid o la Juventus de armar una Superliga que suplante a la Champions, y a la que se accedería con un proceso de clasificación independiente de los campeonatos locales.

“Por las normas que están proponiendo da la sensación de que los grandes clubes de Europa prefieren asegurarse los puestos en las competiciones de la UEFA”, dijo Tebas. “Con una competición europea de ascenso y descenso al margen de las Ligas locales, el acceso a las competiciones europeas prácticamente quedará cerrado”.

Club pequeño pero centenario, el Atalanta se coló en la fiesta de los grandes con dos líderes de la vieja escuela. Su presidente es el empresario Antonio Percassi, esforzado central del club durante siete temporadas en Serie A hasta que en 1976 se retiró para dedicarse a los negocios inmobiliarios. Su entrenador es el veterano Gian Piero Gasperini, un clásico del calcio reciclado hasta componer un equipo con aires revolucionarios. El tridente que forman Papu Gómez, Josip Ilicic y Duvan Zapata contribuyó a convertir al equipo en el más goleador de la Serie A con 77 goles. Tres más que el Napoli, el segundo, y siete más que el campeón, la Juventus.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >