Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Raptors, Kawhi Leonard y Marc Gasol hacen historia metiéndose en la final de la NBA

Toronto remonta 15 puntos ante Milwaukee (100-94) y luchará por su primer anillo ante Golden State

Kawhi Leonad, con el trofeo de campeones del Este. Ampliar foto
Kawhi Leonad, con el trofeo de campeones del Este. USA TODAY

Toronto fue una fiesta por todo lo alto para celebrar lo nunca visto. Los Raptors jugarán por primera vez una final de la NBA y lo harán frente a Golden State, que disputará la quinta seguida y buscará su tercer título consecutivo. El primer partido de la final se disputará el día 30 en Toronto.

La clasificación de los Raptors supuso la culminación de una remontada tras otra en su duelo ante Milwaukee. Remontaron en la serie, el 2-0 con el que empezaron dominando los Bucks, y remontaron en los partidos. Superaron un déficit de 15 puntos en el sexto (100-94) con el que cerraron la serie y se proclamaron campeones de la Conferencia Este.

Kawhi Leonard volvió a ser el héroe de los Raptors. Rescató a su equipo cuando peor lo tenían. Perdían por 61-76 a falta de solo dos minutos y diez segundos para el final del tercer cuarto. En ese intervalo, Leonard hizo suyo el balón y el juego. Anotó ocho de los 10 puntos que reengancharon a su equipo al partido al final del tercer cuarto (71-76). La inercia continuó y los Bucks recibieron un parcial, demoledor, concluyente, de 26-3 en cinco minutos (87-79). Quedaron muy tocados. Se rehicieron ligeramente y llegaron a situarse a dos y a tres puntos. Pero ya a remolque, a expensas en los últimos tres minutos y medio de un triple de Marc Gasol y otro de Leonard que pusieron el 95-90. Hill dio una última esperanza a los Bucks gracias a un rebote en ataque, pero una canasta y un robo de balón de Siakam dejaron el partido visto para sentencia.

Leonard, pese a que solo acertó en uno de los ocho triples que lanzó, fue el gran protagonista con 27 puntos, 17 rebotes, siete asistencias, dos robos y dos tapones. A su llamada acudió todo el equipo, con 18 puntos de Siakam, 17 puntos y ocho asistencias de Lowry y cuatro triples y 14 puntos de Van Vleet. Leonard ha demostrado esta temporada, después de una última campaña plagada de problemas con los Spurs y en la que solo disputó nueve partidos, que es una auténtica estrella, un líder a la altura de los mejores. Ya lo fue en 2014 cuando fue elegido el MVP de las finales que ganaron los Spurs. Pero surgieron una serie de problemas en el equipo de Gregg Popovich y Leonard fue puesto en entredicho.

Marc Gasol, a sus 34 años y en su undécima temporada en la NBA, se clasificó por primera vez para la final. Lo consigue gracias a que en febrero fue traspasado por Memphis a Toronto. En el sexto partido ante los Bucks no se prodigó en ataque. Solo lanzó tres tiros de campo y sumó 6 puntos, tres rebotes y dos asistencias.

Serge Ibaka contribuyó con un gran acierto, especialmente en los minutos de la remontada de los Raptors, con nueve puntos, tres rebotes y una eficaz labor defensiva. Ibaka, congoleño nacionalizado español, disputará la final por segunda ocasión en su carrera, tras la que perdió con Oklahoma City en 2012 ante Miami. Sergio Scariolo, entrenador ayudante de Nick Nurse, completa el éxito de la conexión española de los Raptors.

Los Bucks sufren un serio varapalo. Fueron el mejor equipo de la temporada regular con 60 victorias y barrieron en los ‘playoffs’ a Detroit (4-0) y a los Celtics (4-1). Pero después de empezar 2-0 se desmoronaron ante los Raptors. Giannis Antetokounmpo fue de más a menos y en el partido que su equipo estaba obligado a ganar para no ser eliminado sumó 21 puntos, 11 rebotes, cuatro asistencias, dos robos y tres tapones. Brook Lopez le secundó con 18 puntos y nueve rebotes, aunque falló los tres triples que lanzó.

Pau Gasol, su relevo natural, tuvo que asimilar la eliminación desde la grada ya que no ha podido jugar debido a una lesión en el pie que le obligó a pasar por el quirófano y le hará perderse el Mundial con la selección. No pudo enfrentarse a su hermano Marc en un duelo que hubiera sido histórico. Nikola Mirotic tampoco jugó el sexto partido ante los Raptors por decisión del técnico Mike Budenholzer. Los Bucks vieron frustrado su objetivo de clasificarse para la final por primera vez desde 1974. Entonces, con Kareem Abdul-Jabbar y Oscar Robertson como líderes, la perdieron ante los Celtics. Habían ganado el título en 1971.

TORONTO, 100; MILWAUKEE, 94 (4-2)

Toronto: Lowry (17), Green (0), Leonard (27), Siakam (18), Marc Gasol (6) –equipo inicial-; Powell (9), Ibaka (9) y VanVleet (14).

Milwaukee: Bledsoe (8), Middleton (14), Antetokounmpo (21), Brogdon (10), Brook Lopez (18) –equipo incial-; Ilyasova (13), Hill (10) y Connaughton (0).

Parciales: 18-31, 25-19, 28-26 y 29-18.

Scotiabank de Toronto. 19.800 espectadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información