Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Warriors salvan el cerco de los Blazers con dos acelerones y un robo de Iguodala

Golden State, pese a los 37 puntos de Stephen Curry, sufre para vencer a Portland (114-111) y poner el 2-0 en la final de la Conferencia Oeste

Stephen Curry anota ante Lillard y Kanter.rn Ampliar foto
Stephen Curry anota ante Lillard y Kanter. AFP

Un robo de Andre Iguodala a Damian Lillard acabó con el sufrimiento de Golden State para cerrar su agónico segundo triunfo ante Portland (114-111). Los Warriors dominan la final por 2-0 , pero las sensaciones que dejaron los dos partidos, especialmente el segundo, es que los Blazers pueden hacer sufrir muchísimo al equipo que aspira a su tercer título consecutivo.

Las finales de Conferencia

Conferencia Este

Milwaukee, 108; Toronto, 100 (1-0)

2º partido. Día 18 (2.30, Movistar Deportes)

Conferencia Oeste

Golden State, 114; Portland, 111 (2-0)

3er partido. Día 19. (3.00, #Vamos)

Los Warriors echan de menos a Kevin Durant, lesionado. Les costó sacar adelante un partido que los Blazers dominaron durante varias fases. Lo habían encarrilado. Llegaron a dominar por 17 puntos (48-65) y dominaban por 100-108 cuando quedaban dos minutos para la conclusión.

La defensa de los Blazers no pudo controlar los acelerones de los Warriors. Y además, en esos compases finales, fallaron sus mejores bazas. CJ McCollum, estupendo hasta entonces, autor de 22 puntos y cinco asistencias, encadenó una serie de errores en ataque y los Blazers no fueron capaces de dar la puntilla.

Damian Lillard, que empezó mal pero se entonó de golpe cuando impulsó a su equipo con tres triples casi seguidos antes del descanso y un total de 23 puntos y 10 asistencias, desaprovechó la última posesión del partido. Trataba de intentar el triple que hubiera forzado la prórroga. Pero le robó el balón Andre Iguodala, que no había brillado con tres triples fallados, cuatro puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias. Demostró que la defensa puede ser tan decisiva como las estadísticas más espectaculares.

El duelo fratricida entre Stephen y Seth Curry resultó sumamente atractivo. Stephen estuvo muy brillante con 37 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias, la última a Draymond Green para que estableciera el definitivo 114-111. Pero Seth Curry, saliendo desde el banquillo, se erigió en una de las mejores bazas de los Blazers, con cuatro triples, 16 puntos y cuatro robos de balón. El último de sus triples fue el que puso el 110-111 en el marcador a falta de un minuto. Pero las dos canastas fáciles de Looney y Draymond Green intercaladas con los fallos de McCollum y el robo de balón de Iguodala a Lillard dieron el segundo triunfo de la final a los Warriors.

Además de Stephen Curry, fueron muy valiosas las aportaciones de Klay Thompson, con 24 puntos; Draymond Green, con 16 puntos, 10 rebotes y siete asistencias; y Kevon Looney, con 14 puntos y siete rebotes.

 

GOLDEN STATE, 114; PORTLAND, 111 (2-0)

Golden State: Stephen Curry (37), Thompson (24), Iguodala (4), Draymond Green (16), Bogut (0) –equipo inicial-; Bell (11), Jerebko (0), McKinnie (3), Jones (0), Looney (14), Cook (2) y Livingston (3).

Portland: Lillard (23), McCollum (22), Harkless (12), Aminu (9), Kanter (4) –equipo inicial-; Collins (0), Seth Curry (16), Leonard (7), Turner (6) y Hood (12).

Parciales: 29-31, 21-34, 39-24 y 25-22.

Oracle Arena de Oakland. 19.596 espectadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >