Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quartararo se convierte en Jerez en el piloto más joven en llevarse la ‘pole’

El francés, de 20 años, se lleva el mejor tiempo del GP de España con una Yamaha satélite, la misma moto que deja segundo a Morbidelli por delante de Márquez

Fabio Quartararo, del Petronas Yamaha SRT, se lleva la pole en Jerez.
Fabio Quartararo, del Petronas Yamaha SRT, se lleva la pole en Jerez. EFE

Tiene el Mundial de MotoGP un quéséyo y un yoquésé que lo hace especial. Porque no siempre dos más dos dan cuatro. No siempre gana la mejor moto, ni el mejor piloto; no siempre se impone la fábrica más poderosa. Porque cuando los pilotos dicen que el motociclismo va de sensaciones tratan de explicar lo difícil que es pelear por una o dos décimas de segundo cuando juegan el pulso, la muñeca, las irregularidades del asfalto o la dureza de los neumáticos. Entre otro sinfín de detalles.

Por eso la pole de este sábado en Jerez se la ha adjudicado Fabio Quartararo, un chaval de 20 años, debutante en la categoría y que compite a lomos de una Yamaha satélite en un equipo recién nacido, el Petronas. Con una vuelta magistral y después de unos entrenamientos libres fantásticos, en los que incluso ha exhibido un gran ritmo, lo que habla no solo de su pericia a una vuelta, sino de su consistencia y su velocidad en un trazado que, pese a haber nacido en Niza (Francia) conoce como la palma de su mano.

En este mismo escenario se llevó su primera pole position en el Mundial, el año de su debut en Moto3. En el mismo trazado estrecho y revirado, corto, que combina horquillas muy cerradas con otras curvas más rápidas, en el que no se impone la potencia. Un circuito que tiene amantes y detractores, en el que este sábado se ha convertido en el piloto más joven en llevarse la pole, arrebatándole el récord de precocidad a Marc Márquez, que terminó tercero y se fundió en un abrazo con El Diablo en cuanto se lo encontró en el parque cerrado.

Tiene también Fabio Quartararo un quéséyo y un yoquésé que lo hace especial. Y eso lo advirtieron los organizadores del campeonato hace años, cuando le permitieron debutar aun sin tener la edad mínima permitida. Él cumple años el 20 de abril, pero no tuvo que aguardar para subirse a la moto a tener los 16 aquel 2015. Venía de arrasar en el campeonato de España y no quisieron hacerle esperar más. Su trayectoria por las categorías pequeñas estos años no ha sido fácil: muchas expectativas, mucha presión y menos resultados de los deseados hasta que el año pasado se liberó con una victoria en Montmeló, la primera de su palmarés mundialista. Yamaha apostó por él y sabe, desde este invierno, que no se ha equivocado.

En un momento en que vuelven los fantasmas a la fábrica de los diapasones, con los dos pilotos del equipo oficial sufriendo más de la cuenta –Viñales logró clasificarse quinto tras un mal inicio de gran premio; Rossi no consiguió pasar a la Q2 y saldrá 13º–, tanto como han sufrido en los dos últimos años en que les persiguieron las malas sensaciones sobre la M1, los pilotos del equipo satélite impulsado por la compañía malaya Petronas exhibieron las mejores cualidades de lo que siempre fue una Yamaha: finura y fluidez en esos trazados de curvas entrelazadas en los que la velocidad punta en la recta importa poco.

De esas características se aprovechó Quartararo para firmar una vuelta rapidísima, nuevo récord en Jerez, una décima más veloz que aquella que dio el hombre de las poles, Márquez, que tuvo hasta dos intentos más para mejorar su tiempo. Pero no lo logró. Tan al límite fue el 93 que su Honda le dio sendos trallazos en esas últimas dos vueltas rápidas. Tampoco lo consiguió en su circuito fetiche Lorenzo, que se cayó a cuatro minutos del final. No lo lograron ni Dovizioso, ni Petrucci, que se acercaron mucho, sorprendente su rendimiento en una pista que nunca pareció sentarle bien a la Ducati. Claro que esta Ducati no es la que era. Y se adapta bien a todos los escenarios. Y solo se acercó, y mucho, la otra Yamaha satélite, la que pilota su compañero Morbidelli, que se quedó a 82 milésimas de segundo para alegría de un equipo supuestamente de segunda fila.

Los 12 primeros clasificados

Morbidelli, Quartararo y Márquez, en Jerez.
Morbidelli, Quartararo y Márquez, en Jerez. EFE
1 Fabio QUARTARARO Petronas Yamaha SRT Yamaha
2 Franco MORBIDELLI Petronas Yamaha SRT Yamaha 0.082 / 0.082
3 Marc MARQUEZ Repsol Honda Team Honda 0.090 / 0.008
4 Andrea DOVIZIOSO Mission Winnow Ducati Ducati 0.138 / 0.048
5 Maverick VIÑALES Monster Energy Yamaha MotoGP Yamaha 0.234 / 0.096
6 Cal CRUTCHLOW LCR Honda CASTROL Honda 0.295 / 0.061
7 Danilo PETRUCCI Mission Winnow Ducati Ducati 0.329 / 0.034
8 Takaaki NAKAGAMI LCR Honda IDEMITSU Honda 0.452 / 0.123
9 Alex RINS Team SUZUKI ECSTAR Suzuki 0.471 / 0.019
10 Francesco BAGNAIA Pramac Racing Ducati 0.504 / 0.033
11 Jorge LORENZO Repsol Honda Team Honda 0.616 / 0.112
12 Joan MIR Team SUZUKI ECSTAR Suzuki 0.634 / 0.018

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información