Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Valencia Basket no apuntilla al Alba de Berlín

El equipo español pierde la oportunidad de sentenciar la Eurocup tras ceder en la prórroga

Bojan Dubljevic (i) y Will Thomas, tratan de detener a Luke Sikma y Dennis Clifford.
Bojan Dubljevic (i) y Will Thomas, tratan de detener a Luke Sikma y Dennis Clifford. EFE

No pudo ser. La idea del Valencia Basket de cerrar la final de la Eurocup en el segundo partido y de celebrar su cuarta Eurocup en Berlín junto al millar de aficionados desplazado se esfumó en el Mercedes Benz Arena, donde el Alba obtuvo una victoria que le permite forzar el tercer y definitivo partido, el lunes en la Fonteta. Y, además, con suspense porque el partido se tuvo que resolver en la prórroga tras una igualdad continua.

Alba Berlín, 95 - Valencia, 92

Alba Berlín (23-19-20-21-12): Siva (14), Hermannson (14), Giedraitis (17), Sikma (15) y Clifford (5) -quinteto inicial-. También jugaron: Saibou (2), Giffey (11), Schneider (-), Wagner (6), Ogbe (-), Thiemann (7) y Nnoko (4).

Valencia Basket (21-18-20-24-9): Van Rossom (22 puntos), Sastre (6), San Emeterio (16), Will Thomas (15) y Tobey (3) -quinteto inicial-. También jugaron: Abalde (4), Labeyrie (5), Diot (2), Dubljevic (9), Rafa Martínez (-), Matt Thomas (5) y Doornekamp (5).

Árbitros: Belosevic, Koromilas y Vilius. Eliminados: Tobey.

Pabellón Mercedes Benz Arena. 14.500 espectadores.

Hizo el Valencia una apuesta clara por el juego exterior desde el inicio. Y la estrategia funcionó a las mil maravillas. Los Thomas (Will y Matt), Van Rossom y sobre todo San Emeterio salieron con las muñecas calientes y pusieron por delante a los suyos en el marcador en lo que parecía una continuación del partido del martes.

Pero el guion cambió en el final del primer cuarto, cuando el Alba Berlín reaccionó y aprovechó la fragilidad defensiva valenciana para voltear el marcador y llegar a alcanzar una renta máxima de 7 puntos (40-33), que fue atenuada por el Valencia para marcharse al descanso tres abajo: 42-39.

Con ese ojo clínico privilegiado que le dan más de 50 años en el baloncesto, el técnico del Alba Berlín, el español Aíto García Reneses, ya dejaba claro nada más acabar el primer partido que su equipo no podía permitirse un tercer cuarto como el jugado en la Fonteta. Y le hicieron caso sus jugadores. Liderados por Giedraitis llevaron la iniciativa y mantuvieron a raya en todo momento al Valencia, que aguantaba el tirón gracias a su jugador franquicia: Will Thomas.

Y así, con tres puntos arriba los alemanes (62-59), llegó el cuarto definitivo: la hora de la verdad para los que querían alargar la serie final con un partido más y los que querían volverse a España con el título. El Valencia Basket llegó con más opciones al final gracias al parcial 2-12 por el acierto de Doornekamp, Labeyrie y sobre todo la pareja clave en esta fase final de la Eurocup: Will Thomas y el hombre de las canastas imposibles, Sam Van Rossom. Pero las imprecisiones se pagan caro y dos fallos de los valencianos —un tiro libre errado por San Emeterio y una mala defensa en la última canasta de Siva— permitieron a los locales forzar la prórroga (83-83).

Salieron más inspirados los alemanes que los valencianos en el tiempo extra, que arrancó marcado por dos triples consecutivos del ex Valencia Luke Sikma. El americano iba a ser clave para cerrar la victoria de su equipo. El Valencia Basket sólo vivía de las canastas de Van Rossom y no fue suficiente. El título queda para la Fonteta.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >