Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valverde: “En Champions esto no lo podemos hacer”

Valverde admite el descontrol defensivo que llevó al Barça a encajar cuatro tantos

Villarreal Barcelona
Samu Chukwueze anota el primer gol del Villarreal ante el Barcelona. GTRES

Messi, de falta en el 90, y Luis Suárez en el último segundo del descuento aliviaron al Barça con un empate de locura. Al 10 le duró el descanso una hora. Inicialmente protagonista por su suplencia junto a Piqué, tuvo que salir al terreno de juego para salvar un punto que deja al Barça con ocho de ventaja sobre el Atlético con ocho jornadas por disputarse, la siguiente un duelo entre ambos el sábado en el Camp Nou. “El espíritu final, el no bajar los brazos hasta el último momento..., demostramos que queremos llevarnos esta Liga”, se felicitó Suárez.

El inicio puso en aviso el enrevesado y extraño guión del choque. “Ha sido un partido loco en el que ha habido momentos que se veía que podíamos ganar sin problemas. Luego, el Villarreal nos podía ganar sin problemas. Hemos dado la vuelta al final y eso demuestra la dificultad que tiene el campeonato”, declaró Valverde. Para su homólogo, Javier Calleja, fue un duro golpe: “Un punto ante el Barça es positivo. Después de cómo se dio el partido, no”, lamentó.

Avisó Luis Suárez frente a Asenjo, actor principal el uruguayo en el ataque blaugrana sin la presencia de Messi. Y contestó el Villarreal en dos ocasiones únicas abortadas ambas por un inmenso Ter Stegen ante Iborra y Chukwueze. El alemán, una vez más, fue decisivo en los momentos malos del Barça. Tanto en su área como Messi en la contraria. Desde la banda, ya calentaba desde el inicio del segundo tiempo el argentino, hasta que entró por Coutinho. “Claro que existe dependencia de Messi, cualquier equipo la tendría. Nos marca el estilo y la forma de jugar”, admitió Valverde.

“Hemos dejado que el partido se descontrolara, nos han ganado la espalda, han marcado el primero y han continuado metiendo. Ekambi y Samu son muy rápidos, dieron la vuelta al partido y al final tuvimos que remontarlo cuando lo teníamos absolutamente perdido. No podemos permitir que el contrario nos coja tantas veces en situaciones de inferioridad. Vamos a jugar partidos donde está en juego LaLiga y la Champions y no lo podemos hacer porque descontrolas el partido”, observó el entrenador azulgrana, que realizó bastantes rotaciones ante los dos próximos encuentros, el sábado ante el Atlético —Arturo Vidal será baja por sanción— y el próximo miércoles en la ida de los cuartos de la Champions ante el Manchester en Old Trafford. En el banquillo aguardó Piqué, con cuatro amarillas y también al borde de la sanción, en lo que suponía su primera suplencia en un campeonato liguero en el que había jugado hasta ahora todos los minutos. “Piqué tenía cuatro amarillas y pensaba que nos podían correr a los espacios y que viera la quinta”, explicó Valverde.

El técnico respiró aliviado tras esos tantos salvadores de Messi y Suárez. “Remontar nos da una buena sensación para los próximos partidos. La luz estaba muy negra. El punto tiene una importancia muy grande porque podríamos haber perdido y afrontar el partido del sábado con otra sensación. Es un punto pero es haber remontado dos goles. El Atlético no se va a entregar nunca. Tengo la sensación de que este partido nos tiene que ayudar mucho de cara a los compromisos, y al entorno para darse cuenta de que queda mucho, de que esto es difícil. Hoy nos han recortado dos puntos”, recordó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información