El Leganés frustra a un irreconocible Getafe

El equipo pepinero se muestra muy superior en el derbi ante un rival sin fuelle ni intensidad

Santos pugna con Arambarri.
Santos pugna con Arambarri.Enrique de la Fuente (GTRES)

El Leganés se llevó su primer derbi del sur de Madrid jugado en Primera. Lo hizo anulando a un Getafe que ni siquiera llegó a reconocerse. Los hombres que vistieron de azul poco tuvieron que ver con el equipo duro, combativo y seguro de sí mismo que era antes del parón de LaLiga. "Ha sido el peor partido de la temporada", reconoció sin tapujos Bordalás tras el encuentro. No ahorró calificativos negaivos el técnico local, que definió lo sucedido este sábado como "un despropósito".

Los de Pellegrino dominaron desde su fiabilidad defensiva, se gustaron por momentos e incluso se permitieron desperdiciar un penalti. Fallo gordo para el Geta, que tiene a todo un pelotón detrás dispuesto a quitarle ese tesoro que es el cuarto puesto. "No es ansiedad. La ansiedad la tiene el que no llega a final de mes. Un jugador no puede tener ansiedad, no podría ser profesional", añadió Bordalás.

Para el derbi, ninguno de los dos entrenadores quiso esconder nada. Bordalás presentó su dúo atacante estelar con Jorge Molina y el flamante internacional Jaime Mata. Para combatirlo, Pellegrino tiró de su ya clásica defensa de cinco, pero sorprendió dejando a Braithwaite en el banco, sobre todo porque tiene a En-Nesyri de baja. Apostó el técnico de Leganés por Carrillo, un ariete más estático que no tuvo su día en el Coliseum.

La primera medianamente clara tardó en llegar. Molina protegió de espaldas a la portería un balón y cedió para que Mata rematase. Un clásico que esta vez no funcionó. El Leganés intentaba tirar contras hacia Santos, que con su velocidad incordiaba a Djené y Cabrera. En una de esas el balón acabó en los pies de Óscar, cuyo chut desde la frontal fue taponado por Maksimovic con la mano. Penalti. El lanzamiento del Carrillo fue de lo más extraño, al centro y raso, por lo que a David Soria le bastó con poner el pie para rechazar una pelota que luego la defensa sacó a córner. En un partido de ocasiones claras contadas, desperdiciar un penalti es todo un lujo, aunque el Lega no se quedó con el resquemor.

Por lo demás, el partido transcurría entre errores no forzados y faltas tácticas de uno y otro. Hasta hubo un pequeño enganchón entre Bordalás y Bustinza porque el técnico del Getafe quiso retrasar un saque de banda. El incidente acabó con la risa de ambos. El peligro seguía llegando a balón parado. Cuéllar se lució con un buen disparo de Arambarri tras el lazamiento de un córner. Así murió la primera parte, con ninguno de los dos equipos muy interesados en darle más vida.

El primer gol llegó al poco de reanudarse el encuentro. Santos concluyó con un gran cabezazo un gran centro de Jonathan Silva desde la izquierda. No faltó el suspense, ya que en un primer momento el árbitro lo anuló por fuera de juego y el VAR tuvo que enmendar el error. El tanto del Leganés fue un mazazo para el Getafe, que había salido con intención de buscar más la portería rival y se quedó sonado para los restos.

Como es lógico, Bordalás mandó dar un paso adelante y Pellegrino uno atrás. En ese escenario los pepineros estaban comodísimos con su defensa de cemento armado. El Getafe metió más tralla con Ángel para acompañar a Molina y Mata, pero el delantero canario estuvo tan romo como sus dos compañeros. Quedaba mucho partido, pero el cuadro local actuaba como si estuviese en el descuento, cargando balones al área de forma desesperada y precipitada.

No era el día del equipo azulón, que ni siquiera ganaba los balones divididos. La puntilla llegó cuando Juanfran encontró la banda derecha diáfana y avanzó hasta cruzar el balón ante Soria. Solo fue la confirmación de quién fue mejor. El Leganés se afianza en la zona tranquila y de paso frustra las altas miras de su vecino. "No estamos obligados a jugar en Europa, quizá esa euforia nos está sentando mal", concluyó Bordalás.

Por su parte, Pellegrino se alegró de que los menos habituales, como Juanfran o Santos, anotasen los goles. No quiso el técnico del Leganés ponerse un objetivo ahora que la permanencia parece asegurada. "Este club está creciendo paso a paso y nuestro legado es tratar de devolver a la camiseta un lugar mejor. Hemos dado un paso importante y ojalá podamos seguir creciendo".

Sobre la firma

Redactor en la Mesa de Edición del diario EL PAÍS. Antes prestó sus servicios en la sección de Deportes y fue portadista en la página web. Se licenció en Periodismo en la Universidad Carlos III y se formó como becario en Prisacom.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción