Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEVISIÓN | INFORME ROBINSON

Djukic vuelve al punto de penalti

Informe Robinson estrena este jueves “SuperDépor, te quiero igual”, una puesta al día de uno de los episodios más singulares de la liga española de fútbol

Fran, Arsenio, Djukic y Donato dialogan ante el banquillo del Deportivo en el estadio de Riazor durante la grabación de Informe Robinson
Fran, Arsenio, Djukic y Donato dialogan ante el banquillo del Deportivo en el estadio de Riazor durante la grabación de Informe Robinson

Hace 25 años que la realidad diseñó un guión de película en el final de la liga española de fútbol, el que llevó a un equipo que apenas se había asomado a los puestos nobles de la clasificación a tener la oportunidad de ganar la Liga ante su público y, además, disponer para hacerlo de un penalti en el último minuto del último partido. Para la historia quedó la pifia de Djukic porque en “SuperDépor, te quiero igual”, el Informe Robinson que este jueves se estrena (#Vamos, canal 8 de Movistar Plus, a las 22.00) se muestra que la historia no solo la escriben los ganadores, sino que en la derrota también hay épica.

El Deportivo no ganó aquella Liga aquel 14 de mayo de 1994, pero un cuarto de siglo después se le puede proclamar triunfador en el recuerdo de todos los que vivieron aquel tiempo. Para ellos y para quienes no lo conocieron llega un documental que también prenderá alguna luz. “Se van a ver cosas que no se han visto nunca”, previene el realizador, Antonio Vilaseco.

Atrás quedan dos meses de trabajo, diez días en A Coruña, un periplo por Brasil y una escapada a Jerez para charlar con José Luis González, el antagonista de Miroslav Djukic en aquellos once metros a los que regresó el serbio el pasado mes de febrero. Dice Raúl Román, el redactor encargado de buscar un relato a lo sucedido, que cree que el ahora entrenador serbio ha exorcizado ese recuerdo: “Tenía dudas sobre cómo iba a tomarse hablar de una situación así, pero lo hizo con total naturalidad”. Otros como Bebeto pisaron más el freno. Donato, que hubiese tirado el penalti si no llega a ser sustituido, habló, dice Román, “a calzón quitado”.

Otros héroes de aquel Deportivo como Mauro Silva, Fran y Aldana también pasaron bajo el foco de la cámara de José Luis Pimoulier, que junto al productor Sergio Primicia y otros dos cámaras de apoyo, Romano Aticus López y David Miranda, completaron el equipo encargado de narrar una historia que todos coinciden en que les dejó un poso. “Hay mucha verdad y mucho sentimiento. Hemos hablado con gente que emociona ante las cámaras y que van a transmitirlo al espectador”, apunta Vilaseco. “Lo que prima en este Informe es el sentimiento. Es una historia que sacude mucho”, completa Román.

Una gaita y la Torre de Hércules

El proceso para construir un documental de este tipo es fascinante. Vilaseco, un gallego con recorrido ya en el viejo Canal Plus y formado en la Escola de Imaxe e Son de A Coruña, contaba con la ventaja de conocer el terreno. Pero advierte que es fundamental partir de un matrimonio con el redactor. De alguna manera el realizador dibuja en imágenes lo que el periodista extrae en un trabajo previo de documentación y luego con las respuestas a entrevistas muy exhaustivas. En la cabeza de Vilaseco, el penalti de Djukic comenzó a lanzarse bajo el sonido de una gaita a los pies de la Torre de Hércules.

El relato se estructura, pero acaba de construirse sobre la marcha. Muchas subtramas como la relación de Fran con la entidad, que tuvo que recomprar su ficha al Real Madrid para que con el tiempo se convirtiese en futbolista de un sólo club; o los vaivenes de Bebeto, al que cada poco tiempo invadía la saudade, se quedaron en la trastienda ante la potencia de la trama principal. Incluso se pasa de puntillas sobre el papel de González o el peso de la prima que cobró el Valencia por evitar la derrota en aquel partido. Puede el sentimiento, el que se extrae también de una conversación entre Augusto César Lendoiro y Michael Robinson con la playa de Riazor al fondo, un relatorio de vivencias del audaz presidente que edificó aquel equipo y uno de los comentaristas que mejor lo glosaron. Pero el máximo caudal de emociones lo desata Arsenio.

El Sabio de Arteixo

El entrenador que dijo que estaba harto de los ganadores natos va camino de los 89 años. En el documental apenas habla, pero llena la pantalla incluso más allá de los bordes. Raúl Román no olvida como algo se le removió la primera vez que lo vio mientras le aguardaba al pie del busto que homenajea al Sabio de Arteixo. “Verle llegar fue tremendo. Se me hizo un nudo en la garganta. Los jugadores hablan de él con una devoción que excede a lo futbolístico. Es una relación distinta a la de otros vestuarios”, recalca. “Es el Informe al que le tengo más cariño. Lo que me queda tras este trabajo es percibir que en la vida siempre hay segundas oportunidades”, confiesa Vilaseco.

Porque Djukic ha digerido aquel penalti y vuelve al punto fatídico con una sonrisa. Bebeto ha pasado de la saudade a la morriña y añora A Coruña y Riazor. Fran, O neno dez, no suele mostrar sus emociones, pero se le ve conmovido en algunos pasajes de la historia. Y Arsenio aparece, en todos los sentidos y de principio a fin, como lo que es, un triunfador. Dicen los libros que aquella Liga la ganó el Barcelona, pero esta noche en Movistar Plus, durante 67 minutos de metraje, se cierran los libros y mandan imagen y sonido.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >