Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pelotari, sancionado un año por lucir una ikurriña en el podio

La Federación Internacional de Pelota Vasca justifica la sanción a Bixintxo Bilbao, que competía por Francia, porque exhibió una "bandera no autorizada"

Bixintxo Bilbao
Bixintxo Bilbao muestra una ikurriña en el Mundial de Pelota vasca, en octubre de 2018.

En el trinquete Maitena de San Juan de Luz están desconcertados. La estrella local, Bixintxo Bilbao (Ciboure, 1991), ha sido sancionado con un año de suspensión por exhibir una ikurriña desde lo más alto del podio en los mundiales de pelota vasca celebrados en Barcelona en 2018. Él y su compañero, Peio Larralde, ganaron la final de la modalidad de mano parejas en trinquete y, al subir al podio, el pelotari vasco francés exhibió la bandera vasca que ahora le ha supuesto una sanción por parte de la Federación Internacional de Pelota Vasca (FIPV).

Bilbao, como sus vecinos de la localidad vascofrancesa, se muestra perplejo. Anuncia que recurrirá la sanción y afirma, en declaraciones a ETB, que le parece una aberración. “Es vergonzoso y triste que sea una falta grave”, asegura con el suave acento de los vascoparlantes franceses. “Este año no podré participar en la Copa del Mundo en París. Espero que me quiten la sanción, sería lo normal”.

El pelotari, tres veces campeón de Francia en una especialidad que se juega en un pequeño frontón cerrado con un tejadillo en uno de los lados, en los que puede rebotar la pelota, exhibió la ikurriña mientras sonaba la Marsellesa y se izaba la bandera tricolor francesa. “Tenemos que estar orgullosos de nuestras raíces y enseñar nuestros colores es una satisfacción. Volvería a hacerlo”, dice molesto porque un gesto que repiten infinidad de atletas en otras modalidades acabe con una sanción, precisamente en un deporte cuya denominación oficial lleva la palabra “vasca”.

Bilbao es nieto de un combatiente vizcaíno del Batallón Gernika, formado por soldados vascos, que participó en la liberación de Francia durante la II Guerra Mundial. Su tío, Louis Bilbao, jugó con la selección francesa de rugby en el Cinco Naciones de 1977 a 1979. La FIPV, presidida por el mexicano de origen francés Xavier Cazauvon, ha decretado la suspensión por “haber quebrantado el reglamento disciplinario ya que la exhibición pública de una bandera no autorizada durante un acto de entrega de premios está tipificada como 'falta grave".

La réplica llegó a través del Gobierno vasco. Jon Redondo, director de Actividad Física y Deporte del departamento de Cultura, señaló: “No alcanzamos a entender que mostrar en el podio de una competición deportiva la bandera de un territorio con el que el deportista pueda identificarse afecte a la buena imagen de la FIPV y sus órganos. Es más, como sabrán, resulta habitual que en competiciones deportivas internacionales de equipos y selecciones los integrantes suban al podio luciendo banderas de sus lugares de origen o de territorios con los que tienen un vínculo o sentimiento personal”. Recordó Redondo que la ikurriña es una bandera oficial y acusó a la Federación Internacional de aplicar un apartado de su reglamento que no existe: “Resulta preocupante que en la resolución sancionadora dictada no se recoja, quizás porque no exista, el precepto reglamentario de la FIPV que prohíba expresamente a un deportista acudir con un símbolo o bandera a un acto de entrega de premios”.

Bixintxo Bilbao.
Bixintxo Bilbao.

De hecho, en la normativa disciplinaria de la Federación Internacional que ha aplicado a Bixintxo Bilbao la sanción que se corresponde con una falta grave solo aparece de manera difusa una mención, en el apartado G, según la cual, los pelotaris pueden ser sancionados por “realizar comportamientos o actitudes que atenten contra la buena imagen de la FIPV, de sus órganos, y siempre y cuando dichos comportamientos no hayan sido calificados como muy graves”. A ese artículo se han acogido los tres miembros de la Comisión de Disciplina de la Federación, Pilar Muñoz Soria, Alejandro Arias Álvarez e Ignacio Gómez Gracia, que desde Pamplona han dictado la sentencia que recurrirá el pelotari francés, que ha recibido innumerables muestras de solidaridad: “Estoy teniendo más mensajes de apoyo y felicitaciones de pelotaris de todas partes que con las txapelas ganadas, y eso es muy bonito”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >