Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morata: “Necesitaba un entrenador y un equipo que confiaran en mí”

El delantero, que bromeó sobre el VAR en su celebración, trabajó

el viernes con Simeone situaciones de remate como la del gol que marcó

atletico villarreal
Morata, simula en tono de broma la comunicación del árbitro con el VAR, tras marcar su primer gol legal con el Atlético, logrado ante el Villarreal. EFE

La presentación de la alineación del Atlético de Madrid al ritmo del Thunderstruck de AC/DC suele alcanzar el clímax cuando los técnicos de sonido bajan el volumen para anunciar a Diego Pablo Simeone. El estallido de la grada fue mayúsculo, una descarga infernal de decibelios que volvió a entronizar al técnico argentino como el gran tótem rojiblanco. La estruendosa ovación fue un homenaje continuado a la victoria ante la Juventus. Cuando Simeone pisó el campo, la grada le agració el gesto del miércoles que tanta polvareda ha levantado en España e Italia. “El equipo respondió a ese gesto. No pedí perdón, pedí disculpas, que es diferente. En ningún momento me referí ni a afición ni jugadores ni a entrenadores de la de Juventus. Fue una mala expresión”, quiso aclarar Simeone.

“Los tres partidos de la semana, Rayo Vallecano, Juventus y Villarreal, fueron difíciles. Este último con la carga emocional del miércoles y la energía gastada. Los chicos interpretaron muy bien cómo manejar el tiempo del partido. Cuando nos tocó llevar el peso, individualizamos por dónde profundizar con Filipe, Arias o Lemar”, analizó Simeone. “Al principio, ellos tuvieron una ocasión que resolvió Oblak como suele hacerlo él. Luego encontramos los caminos y Morata volvió al gol. Eso nos pone muy contentos”, prosiguió el preparador rojiblanco. “Tuvimos la duda de si gritarlo o no, porque no valieron los otros dos que marcó legalmente”, remarcó el técnico argentino en alusión a los goles que el VAR le anuló a Morata ante el Real Madrid y la Juventus.

La acción del gol, despegándose de su defensor con los brazos para rematar con más comodidad, respondió al trabajo individual que el pasado viernes el técnico realizó con el delantero. Fueron ejercicios encaminados a perfilarle mejor ante los disparos y a afilar sus desmarques cuando pisa área.

“Álvaro tiene características fantásticas para nuestro juego. Fue entrando ya contra el Betis, frente al Madrid tuvo más profundidad, en Vallecas sostuvo el ataque con Costa al final y cuando entró ante la Juve mostró su jerarquía. Esperemos que pueda seguir en esta línea”, abundó El Cholo.

La celebración de Morata tuvo una alusión irónica al VAR. Se agarró la oreja derecha como si tuviera un pinganillo. “Sí, he hecho el gesto del VAR de broma y ha sido una pena los goles que me han quitado. Sé que es muy difícil arbitrar, alguna vez me he puesto de árbitro con los colegas y es muy complicado, la celebración ha sido una broma”, admitió Morata. Sus galopadas a golpes de su poderosa zancada fueron jaleadas por la hinchada rojiblanca. La división que generó su fichaje ha quedado soterrada. “Me alegra mucho cómo ha estado la gente conmigo. Voy a dar todo por esta camiseta, tengo que hacer caso al entrenador y a mis compañeros y estoy muy contento por ser acogido así. Quiero ganar cosas con esta camiseta”. Sobre su estado anímico y su adaptación a un equipo en el que los nuevos sufren la exigencia del día a día y al sistema de juego, Morata advirtió: “Hay veces que uno da muchas vueltas y necesitaba un grupo así, un entrenador y un equipo que confiase en mí y por fin estoy aquí. Creo que no me ha costado adaptarme gracias a las facilidades que me han dado”.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información