Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cazorla hipnotiza al Sporting

La entrada del asturiano revitaliza al Villarreal, que empata ante los portugueses con un gol de Fornals y accede a los octavos

Javi Fuego protege el balón ante Bruno Fernandes. En vídeo, el entrenador del Villareal, Javi Calleja, en rueda de prensa tras la clasificación a octavos de su equipo.
Europa League Dieciseisavos

FINALIZADO

Cazorla, siempre Cazorla. Veinte minutos del asturiano sobre el terreno de juego fueron suficientes para solucionar el problema en el que se había metido el Villarreal por un error de Funes Mori en el descuento del primer acto, que comprometió la eliminatoria al equipo de Calleja. Entró Cazorla y tuvo un efecto hipnótico para el Sporting de Portugal. El 19 amarillo comenzó a imaginar espacios y dibujar pases. En uno de ellos, Fornals empataba el partido, previa asistencia de Ekambi. El conjunto lisboeta, que se quedó con un hombre menos al inicio del segundo periodo por la expulsión de Jefferson, solo encontró respuesta en la última acción del partido, en la que el gigante Bast Dos remató desviado. Para alivio del Villarreal, que continúa en Europa. En gran medida, gracias al mago Cazorla.

VILLARREAL, 1 - SPORTING, 1

Villarreal: A. Fernández; Llambrich (Cazorla, m. 71), Gaspar, Funes Mori, V. Ruiz, Pedraza; Raba (Ekambi, m. 57), Trigueros, J. Fuego (Iborra, m. 63), Fornals; Gerard. No utilizados: Asenjo, Álvaro, Morlanes, Quintillá.

Sporting CP: Salin; Borja, Coates, Jefferson, Ilori; Wendel, Gudelj, Ristovski (Phellype, m. 83); Fernandes, Dost, Diaby (Raphinha, m. 77). No utilizados: Ribeiro, Cabral, Correia, Luis, Pinto.

Goles: 0-1. M. 45. Fernandes. 1-1. M. 80. Fornals.

Árbitro: P. Kralovec (Che). Expulsó por doble amarilla a Jefferson (m. 50). Amonestó a Fernandes, Ilori y Gerard.

La Cerámica, 14.000 espectadores.

Con siete cambios respecto al once que formó de inicio ante el Sevilla cuatro días atrás, el Villarreal afrontó el choque ante el Sporting con el ánimo de seguir sumando sensaciones positivas, conservar como mínimo la ventaja alcanzada una semana atrás en Lisboa y seguir en Europa. Había también en juego reivindicaciones individuales, una oportunidad para Gerard Moreno y Pablo Fornals, llamados s ptinvipios de curso a ser referentes, determinantes y factores diferenciales en el conjunto amarillo.

Sin ningún reproche a su esfuerzo y compromiso, la realidad es que la irregular temporada de ambos les está relegando a un papel secundario. El gol de Fornals le tiene que reforzar la autoestima. Resultó extraña la ausencia de la convocatoria de Chukwueze, uno de los mejores jugadores en la capital lusa. El nigeriano entrenaba horas antes con el filial.

Tocaba por dentro el Villarreal a partir de Javi Fuego y Trigueros, y atacaba por fuera, siempre por el costado izquierdo, con la locomotora de Pedraza desde el inicio hasta el final. Al igual que en la ida, el Sporting se mostraba como un equipo indefinible, sin ritmo ni tensión, más aparente que competitivo. El marcador le mantenía vivo, no así las sensaciones que trasmitía en la Cerámica, las mismas que en el Alvalade. El control pertenecía a los de Calleja, mientras que las áreas seguían inéditas. Demasiada corrección y respeto, apenas profundidad.

Solo Raba y Miguelón probaron con sendos disparos a Salin. Se asomaba el descanso y Andrés Fernández no había tenido que intervenir. Y en el descuento, una grave pifia de Funes Mori en el control en el centro del campo, nada nuevo en el central argentino, fue aprovechado por Bruno Fernandes, que tras una carrera de 40 metros se plantó ante el portero y le batió por el costado. La única ocasión del Sporting, regalada por los castellonenses, el único tiro a puerta, y la eliminatoria empatada. Un recurrente déjà vu en la negra temporada del Villarreal.

Nada más volver del vestuario, el Sporting devolvió el obsequió en forma de expulsión. A Jefferson, que contaba con una amarilla, le dio por pisar el abdomen de Miguelón. El árbitro checo vio intencionalidad en la acción y envió al brasileño a los vestuarios. Se abría un escenario nuevo para el Villarreal. Entraron Ekambi e Iborra, y mejoró la cara del conjunto de Calleja, con el Sporting dedicado a defender un resultado que al menos le conducía a la prorroga. La solución definitiva para el Villarreal pasaba por Cazorla. Entró el asturiano y comenzó a diseñar pases. Uno de ellos llegó a Ekambi para que el camerunés asistiese a Fornals. Y este, con un toque sutil, encontró el gol que le vale al Villarreal la continuidad en Europa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información