Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Betis acosa pero no derriba al Alavés

Los de Abelardo, mejores en el primer tiempo, resistieron luego ante un rival de buen juego, aunque sin eficacia

Pacheco salva el gol cantado de Loren. Ampliar foto
Pacheco salva el gol cantado de Loren. EFE

Lo intentó todo el Betis ante el ordenado Alavés. Pocos peros se le pueden poner al equipo de Setién, que buscó y buscó el segundo gol en una segunda parte magnífica. Un acto en que jamás se descompuso y tocó y tocó para superar al ordenado equipo de Abelardo, respondón en el primer tiempo, mucho más obligado luego, cuando el Betis lo acosó sin concederle tregua, acumulando llegada tras llegada, desgranando ocasiones como la de Loren, que desperdició un preciso centro de Lo Celso para rematar sobre Pacheco en el último minuto. Cabe preguntarse qué sería del Betis si tuviera más pólvora arriba. En la búsqueda de soluciones, Setién apostó por Lo Celso como delantero centro. El argentino respondió con un gol y un partidazo, aunque le sobró algún que otro piscinazo. En el Betis volvió a destacar Canales, con buenos momentos de Carvalho y el esfuerzo final de Joaquín. El Alavés, que llegó mucho en la primera parte, fue sometido en la segunda, pero resistió, lo que también tiene mucho mérito. No es fácil mantenerse en pie ante el aluvión de juego del Betis. Su esfuerzo defensivo debe ser tenido en cuenta. Tanto, que le permite conservar la sexta plaza con unos magníficos 36 puntos. Seguir el ritmo que ha tenido en la primera vuelta le dispararía hacia la cuarta plaza.

Betis, 1-Alavés, 1

Betis: Pau; Barragán (Joaquín, m. 67), Mandi, Bartra, Feddal, Guardado; Carvalho, Canales; Lainez (Loren, m. 75), Lo Celso y Jesé (Sergio León, m. 64). No utilizados: Joel; Emerson, Sidnei y Julio Alonso.

Alavés: Pacheco; Ximo Navarro, Laguardia, Maripán, Duarte (Marín, m. 59); Pina, Brasanac, Wakaso (Manu García, m. 59); Inui (Rolan, m. 83), Calleri y Jony. No utilizados: Sivera; Vigaray, Blanco y Bastón.

Goles: 1-0. M. 15. Lo Celso. 1-1. M. 29. Maripán.

Árbitro: Mateu Lahoz. Amonestó a Duarte, Guardado, Canales, Lainez y Mandi. Árbitro de VAR: Del Cerro Grande.

Benito Villamarín. 43.455 espectadores.

Hay aspectos en el fútbol que lo enriquecen. Uno de ellos, sin duda, es que dos equipos puedan aspirar a objetivos altos en LaLiga con unos estilos tan diferentes. Porque es una gozada por momentos ver jugar al Betis. Pero también contemplar la intensidad con la que se despliega el Alavés. Dos equipos de dos autores. Uno, Setién. El otro, Abelardo. Porque no es casualidad que el Alavés pudiera ponerse cuarto de ganar en el Villamarín. Es, sin duda, el premio a al esfuerzo de un equipo que compite de manera estupenda, con un montón de futbolistas que se ganan el sueldo. La batalla tuvo momentos deliciosos. Como el contragolpe del Betis y el reverso de William Carvalho para que tres futbolistas verdiblancos salieran como gacelas acompañando al internacional portugués en una jugada que acabó en el gol de Lo Celso. Setién se sacó otro conejo de la chistera. Colocó al argentino de delantero y este respondió con un tanto dentro del área pequeña. Eso sí, favorecido por el rebote del balón en Maripán.

Era un Betis efervescente, que pudo decantar el partido en otra combinación de alto voltaje. Lo Celso, que cuando quiere es un futbolista total, bajó a su centro del campo para dejar solo a Jesé. El delantero recordó en sus movimientos al futbolista que deslumbró en el Madrid. Recortó a Pacheco con la cintura y Maripán sacó bajo palos en una jugada de lo más ajustada. El VAR validó la acción del central chileno, tan justa que solo la tecnología del gol habría podido analizar con absoluta solvencia.

Todavía se preguntaba el Betis por qué no había logrado el segundo gol cuando el Alavés fabricó el suyo. Una falta al área y cuatro toques en el área acabaron con el empate. Obra de Maripán, héroe en las dos áreas para su equipo. El conjunto de Abelardo tuvo la virtud de no desesperarse por el gol de Lo Celso. En un duelo de alternativas, Pau se estiró ante Wakaso, una continua demostración de fuerza. Le respondió Canales de otra forma, al estilo Betis. Con un regate espectacular ante Brasanac para dejar solo a Guardado. El mexicano, esta vez de carrilero izquierdo, controló y disparó alto con todas las ventajas.

El Betis cuajó un magnífico segundo tiempo. Sin pasar apuros salvo en una jugada de Calleri en el minuto 88, los de Setién ofrecieron una disertación de cómo atacar en estático. Combinaron y combinaron con paciencia, entrando por ambas bandas para acumular llegadas y disparos sobre la meta de Pacheco. Feddal remató al larguero a la salida de un saque de esquina, Jesé la tuvo en un rebote, Canales y Lo Celso tuvieron dos faltas excelentes al borde del área, Carvalho lanzó arriba un gran pase de Canales y todavía tenía que llegar una maravilla de Lo Celso. Joaquín encontró a su compañero en el área, que se inventó un pase para que Loren, solo en el área pequeña, la estrellase sobre Pacheco, que salvó a su equipo. Era el último minuto. El último intento de un Betis que tiró 19 veces sobre la portería del Alavés. Un Betis de buen juego y poca pegada. La cruz de un gran equipo de fútbol. Al Alavés le faltó fútbol en el segundo tiempo, pero siempre se defendió con mucho orden. Tiene mucho mérito lo que está haciendo el conjunto vasco, compitiendo cada balón como si fuese el último y un ritmo muy intenso de juego, con jugadores veloces y muy verticales, caso de Jony.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información