Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oswaldo Alanís: “Sacrifiqué todo para estar en España”

El defensa del Real Oviedo explica la temeraria decisión que lo enfrentó a los directivos para jugar fuera de México y así sentar un precedente en el mercado de fichajes

Oswaldo Alanís
El mexicano Oswaldo Alanís, en su presentación.

Oswaldo Alanís (Morelia, 1989) es un futbolista atípico. La convicción de este fino defensa central por jugar en Europa lo llevó a confrontarse al sistema del fútbol en México. Sin desearlo, se convirtió en el rostro de los futbolistas que tenían que obedecer los designios de los directivos aunque eso violara la legalidad. Alanís es un romántico que renunció a un status de estrella para probar suerte en el Real Oviedo, en la segunda división española.

Un año atrás, los directivos de las Chivas de Guadalajara castigaron a Alanís por negarse a firmar una extensión de contrato. El rechazo lo llevó a entrenar con el equipo filial y comprometer su año en el que buscaba ir al Mundial con México. Pudo regresar a jugar, ganó un título, volvió a la selección y fue fichado por el Getafe. Pero todo se derrumbó: quedó fuera de la lista para Rusia y fue marginado del club azulón en un par de meses. Este defensor es capaz de escribir un manual de resiliencia.

Pregunta. ¿Qué lo llevó a ser futbolista?

Respuesta. Me tocó tener un papá que jugó en algunos equipos en México. Traía eso en la sangre. Entré a las fuerzas básicas a los 11. Descuidé un poco el tema de la escuela. Le tiré todo al fútbol porque quería llegar al nivel de élite. No sabía si iba a llegar a primera división, pero de ahí salió mi sueño.

P. ¿Sueño de fama, dinero, o de qué?

R. Ninguno de esos. Me encantan los deportes. Me encanta el fútbol, disfrutaba mucho jugarlo, pero ¿verlo? No he sido tan fanático. Por eso estoy en el Oviedo, he dejado mis privilegios para estar en el nivel que quiero.

P. Usted debutó como profesional a los 20 años y hoy hay jóvenes que lo hacen a los 16. ¿Cómo hizo para no desesperarse?

R. Me ayudó que mi padre fuera futbolista, me dio bastantes consejos para tener mejor desempeño. Tengo trabajo con un coach. Duré nueve años con él, desde los 18 años. Sí me entraba la desesperación, pero son pruebas que te van haciendo más fuerte. Tarde o temprano llegaría la oportunidad. Ahora que estoy en Segunda lo veo como que estoy alistándome para dar el salto a la élite. Oviedo es un club grande.

P. Antes de su caso, los directivos impedían el libre tránsito de futbolistas. ¿Cree que ayudó a cambiar las cosas?

R. Anhelo que tengamos la libertad y los derechos de cualquier trabajador. Para ser libres y estar donde queramos, donde tengamos las mejores condiciones, no solo económicas, sino tener la decisión de dónde quieres jugar cuando termina tu contrato.

P. México no realizó en esta temporada el régimen de transferencias que limitaba a los jugadores a ser fichados solo en un par de días. Eso es un cambio.

R.Me parece bueno que el límite de transferencias sea igual que en todo el mundo. Y es lo más justo. Da la oportunidad de muchas cosas más, de no solo cerrar las opciones en México porque muchas veces nos presionaban como futbolistas. Antes de estar en Oviedo, quería venir a Europa y muchas veces el problema era la diferencia de fechas de los torneos. ¿Por qué? Porque yo estaba empezando el torneo en México y teníamos que cerrar un mes antes, mientras que en Europa aún no consideraban fichar a nadie porque estaban terminando el torneo.

P. ¿Cómo lidió con el que lo mandaran a entrenar con las reservas por no firmar un contrato nuevo?

Alanís, previo a un partido con su club.
Alanís, previo a un partido con su club.

R. Estaba consciente de que iba a pasar eso: así se manejaba el fútbol mexicano y quería lo que ahora tengo. Sabía que la fortaleza la debía tener yo para no claudicar, para no aceptar las condiciones que ellos querían.

P. ¿Qué le llevó a dejar su rol como estrella en Guadalajara para ir a probar suerte en España?

R. El nivel de Europa es superior y tenía esa hambre de poder estar ahí. El no arrepentirme por no intentarlo. Sacrifiqué eso y siempre he sido así.

P. ¿Por qué el futbolista mexicano debería llegar al fútbol europeo?

R. Hay capacidad y hay jugadores que lo podemos hacer. Habrá que tener un poquito de mentalidad para decidirte a hacerlo. Hay quienes no quieren ir a Europa por el clima, por la gente. Es respetable. Si para ellos su expectativa es estar en México, no está mal.

P. ¿Falta que el mexicano gane reputación en el extranjero?

R. Falta que en Europa se den cuenta de nosotros al haber tan pocos futbolistas acá, en comparación a Uruguay o Argentina. Sumaré a que cambien esa perspectiva, para que haya credibilidad en los mexicanos.

P. ¿Otra dificultad son los directivos? Hay quienes tasan a los jugadores al triple para recuperar parte de su inversión y formación.

R. Sí. Lo complica, pero es entendible porque financieramente les conviene. La oferta y demanda define los precios. En la Liga mexicana se paga bien, se vive bien.

P. ¿Qué destaca de la segunda división española?

R. Me llama la atención la intensidad con la que se juega, lo rápido que salen y regresan. El juego es más directo y los equipos más ordenados. En México no hay fair play financiero, en mi país hay buenos jugadores extranjeros porque se les puede pagar.

P. Esta campaña usted ha jugado 15 de 26 juegos pese a una lesión, el Oviedo está dentro de los primeros seis puestos e incluso anotó un gol

R. Ha ido bien la campaña. Hemos ascendido puestos en la tabla. Estamos en un buen momento. A lo mejor se pudo haber dicho que fracasé porque me lesioné, pero fue una cuestión muscular, muy sencilla. Vendrán cosas mejores.

P. ¿Se puede definir usted mismo como un osado o un romántico?

R. Soy alguien atrevido y con una personalidad reservada. ¿Un romántico? Lo soy. Todo lo que brindes a la vida te trae una recompensa. Quizá no será por lo económico, pero algo me lo recompensará.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información