Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El estadio Johan Cruyff, en junio

Tras aplazar la inauguración cuatro meses, el presidente Bartomeu anuncia la fecha definitiva de la apertura del campo para el filial, el equipo femenino y el Juvenil A

Moix, Bartomeu, Susila Cruyff y el alcalde de Sant Joan Despí, Antoni Poveda, en el nuevo estadio Johan Cruyff. Ampliar foto
Moix, Bartomeu, Susila Cruyff y el alcalde de Sant Joan Despí, Antoni Poveda, en el nuevo estadio Johan Cruyff. EFE

Gravilla, palés, cajas apilonadas, cemento e incontables trabajadores van dando color y forma al nuevo estadio Johan Cruyff junto a la ciudad deportiva del Barcelona (Sant Joan Despí), lugar de encuentro y competición para el filial, el equipo femenino y el Juvenil A. “Espero que podamos inaugurar el estadio en el mes de junio”, explicó, micrófono en mano pero sin dar derecho a turno de preguntas, el presidente azulgrana Josep Maria Bartomeu, que iba acompañado de un nutrido grupo de la directiva –el vicepresidente tercero Jordi Moix, los vocales Josep Ramon Vidal-Abarca y Xavier Vilajoana, el CEO Óscar Grau…, además de la hija de Cruyff, Susila- y que comenzó el acto con media hora de retraso porque, además del acto con la prensa, también era un tour para la gente de la constructora y del Espai Barça.

Levantado el esqueleto del estadio, con las gradas -los 6.000 asientos serán todos a cubierto- y su techo, no le falta demasiado para cortar el lazo al estadio diseñado por Batlleiroig Arquitectura, que ha costado unos 12 millones de euros. Pero se presumía que estaría en febrero (después el 25 abril para coincidir con el aniversario de Johan, que haría 72 años) y no será hasta junio. Un tiempo más que asumible para una obra mastodóntica como esta, retraso también condicionado por las lluvias y hasta por el descubrimiento de unas obras románicas bajo tierra. “El delta del río Llobregat estaba aquí y por eso aparecieron estas pequeñas ruinas, que se gestionaron con la Generalitat y la Universidad de Barcelona”, reveló Moix, que también está al frente del proyecto del Espai Barça. “Estamos contentos por ver cómo ha crecido todo y cómo se ha hecho este estadio. El Espai Barça ya está en marcha”, anunció Bartomeu.

El impulso es grande desde que el 14 de septiembre [fecha simbólica porque jugaba con los dos dorsales de Johan en el Barcelona] se pusiera la primera piedra del estadio por el presidente, el entonces capitán Iniesta y una representación de la familia Cruyff. “Espero que sea el sueño de muchos jóvenes, que sea un trampolín para llegar al primer equipo o a otro de Europa porque el Barça es el club que más jugadores aporta a las cinco mejores ligas de Europa”, señaló Bartomeu, que también citó la próxima rehabilitación del Mini en el nuevo Palau y de la Masia Can Felip, adjunta al estadio y a la ciudad deportiva, que se reconvertirá en una residencia para 21 deportistas mayores de edad que sigan formando parte de las categorías inferiores, sean del equipo de fútbol o del resto de secciones. También se hará un aparcamiento con capacidad para 700 plazas.

“Esperamos que sea la joya de la ciudad deportiva”, prosiguió Bartomeu antes de dar por cerrado el acto. En junio se abrirán las puertas del nuevo estadio y, bien a final de temporada o bien durante la próxima pretemporada, se celebrará el partido inaugural, que será entre los juveniles del Ajax y el Barça, en un nuevo gesto hacia Cruyff y la filosofía que inculcó y marcó el camino de dos clubes que desde entonces van de la mano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >