Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid supera al Girona y allana su camino en la Copa del Rey

Los de Solari, con un doblete de Ramos y otra gran actuación de Vinicius, firman un partido notable y cogen ventaja en la eliminatoria (4-2)

Real Madrid - Girona
El delantero brasileño del Real Madrid Vinicius Junior cabecea el balón ante el centrocampista del Girona Alex Granell. EFE

Con un partido notable, rematado tras un arreón final comandado por Ramos y Vinicius, el Real Madrid se impuso al Girona (4-2) y coge ventaja para plantarse en las semifinales de la Copa del Rey. Dominó el equipo de Solari, solo titubeante en el primer tramo de la segunda mitad, y con un doblete del capitán y el atrevimiento ya habitual del joven brasileño consiguió escapar de un penalti inocente de Llorente para tomar una renta de dos goles de cara a la vuelta.

Comenzó adelantándose el Girona en una jugada aislada. No se llevaban ni diez minutos de encuentro cuando Raúl García encontró espacio a la espalda de Odriozola y le sirvió en bandeja el tanto a Lozano, que remató sin oposición en el segundo palo. No le afectó el golpe a un Madrid que comenzó a un asedio sin fin en la primera parte. Atacando por los costados, sometió a un Girona que se vio desbordado por el empuje de Odriozola. El lateral, incansable, asistió a Lucas para que firmase el empate. Ya al borde del descanso, Lozano cayó en la trampa de Vinicius y le derribó dentro del área. Ramos, a lo panenka, no falló desde los once metros.

Tras la reanudación se estiró el Girona y dejó de generar el Real. Tampoco sufrían los de Solari, que vieron otro contratiempo en un penalti inocente de Llorente. A la salida de un córner, el pivote, que volvió tras lesión, al igual que Kroos, chocó con Nacho y tocó la pelota con las manos. Granell no falló ante Courtois. Con el marcador y el reloj en contra, tuvo fuerzas el Madrid para un arreón final en el que se erigió la figura de Ramos. El camero entró como un ciclón para cabecear a la red un centro de Marcelo. La renta la terminó por ampliar Benzema tras una gran asistencia de Vinicius. A base de coraje y un partido notable respiró un Madrid que ve más cerca las semifinales de Copa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >