Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sky anuncia que dejará de patrocinar el ciclismo a finales de 2019

El equipo de Chris Froome y Geraint Thomas es el más poderoso del ciclismo, con 40 millones de euros de presupuesto anual

El corredor del equipo Sky Geraint Thomas celebra su victoria en el Tour de Francia este pasado julio con una bandera de Gales.
El corredor del equipo Sky Geraint Thomas celebra su victoria en el Tour de Francia este pasado julio con una bandera de Gales. REUTERS

Sky, el patrocinador más generoso, dejará el ciclismo el 31 de diciembre de 2019. El nuevo dueño de la compañía británica de comunicación, el gigante norteamericano de la televisión por cable Comcast, ha decidido que no tiene sentido seguir gastándose casi 40 millones de euros anualmente en un equipo ciclista nacido del capricho de James Murdoch, el hijo del magnate Rupert Murdoch que construyó la empresa, aunque sea el mejor equipo del mundo, haya convertido en rutinario ganar Tour, Giro y Vuelta, y haya transformado al ciclismo en un deporte de culto en el Reino Unido.

La noticia llegó en forma de comunicado de empresa hecho público a las siete de la mañana del miércoles, aunque tanto el patrón del equipo, Dave Brailsford, como los corredores, concentrados en Mallorca en su primer campamento de entrenamiento, habían sido informados previamente.

Su abandono señala el fin de una era fastuosa, evidencia el fracaso del ciclismo para generar independientemente sus propias riqueza y supervivencia económica; simboliza todos los pecados de un deporte que no logra superar todos sus problemas de imagen; genera problemas prácticos –muchos corredores gozan de contratos con Sky, la compañía, hasta varios años más allá de 2019—y genera, también, un clima de depresión.

Brailsford ha anunciado que ya ha iniciado la búsqueda de un patrocinador que siga adelante con el proyecto, aunque las perspectivas económicas del Reino Unido, amenazadas por el Brexit, no hagan del invierno de 2018 el mejor de los momentos para animar a una empresa británica a lanzarse al ciclismo, un deporte cuyo mercado principal radica en en la vieja Europa.

Algunas de las grandes figuras del ciclismo, como Chris Froome, ganador de cuatro Tours, Geraint Thomas o Egan Bernal deberán salir a buscarse el futuro en un mercado que tiende reducirse. El presupuesto medio de los restantes 17 equipos que conforman el WorldTour es de unos 10 millones de euros, cuatro veces inferior al del Sky. Solo una gran compañía con alcance mundial, la española Teléfonica, se mantiene firme, aunque aún no ha renovado su compromiso, que termina también en 2019.

Más fuerte que la oposición que despertaba en el mundillo del ciclismo por su estilo arrollador, casi soberbio, en la carretera y por las polémicas con asuntos relacionados con el dopaje –el recurso exagerado a autorizaciones terapéuticas, el misterioso paquete que le llegó a Wiggins en una Dauphiné Libéré, el salbutamol de Chris Froome--, fue el ejemplo que supuso: todos los equipos querían ser como esos británicos. Todos contrataron entrenadores, directores de rendimiento, multiplicaron la inversión en tecnología…

Sky llegó al ciclismo en 2010 con el objetivo de ganar el Tour con un ciclista británico en el plazo de cinco años. Lo consiguió el tercero gracias a Bradley Wiggins, el pistard transformado en escalador gracias a la tecnología punta y la forma revolucionada de afrontar el ciclismo, resumida en su famosa teoría de los pequeños detalles que revolucionan el rendimiento. Brailsford ya había puesto en práctica sus ideas, a menor escala, con el equipo británico de pista, acumulador de medallas en los Juegos Olímpicos, e hizo del Tour su pequeño jardín, aunque su forma de imponerse en la gran carrera, con su ciclismo de dominación, acabó convirtiendo la transmisión televisiva de las etapas en grandes reportajes sobre las bellezas paisajísticas de Francia a vista de pájaro. Seis de los siete Tours disputados entre 2012 y 2018 fueron ganador por ciclistas del Sky, Wiggins, cuatro de Froome y Thomas. Un corredor del equipo británico, el mismo Froome, ha ganado también la Vuelta de 2017 y el Giro de 2018, y nadie dudaba de que el futuro gran campeón del ciclismo es Egan Bernal, el jovencísimo colombiano que en octubre pasado firmó un contrato que prolongaba cinco años más su compromiso con el Sky, el equipo que desaparece.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información