Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La final está terminada”

El técnico de Boca, Barros Schelotto, rechaza ganar ante el TAS lo perdido sobre el césped

Nandez, del Boca Juniors, se lamenta tras perder la final. En vídeo, declaraciones de Barros Schelotto tras el partido.

Guillermo Barros Schelotto se presentó en la sala de conferencias del Bernabéu con la mirada perdida. Pálido, doblado, el aspecto doliente del entrenador de Boca contrastó con la dignidad con la que afrontó las preguntas en el momento más duro de su carrera. Cuando le preguntaron por el empeño que muestra su club en recurrir la final de la Copa Libertadores ante el TAS, en busca de la eliminación administrativa de River, el técnico se mostró tajante. “En el aspecto deportivo esta final, para mí, está terminada”, dijo.

“Respecto a lo legal”, abundó, “sería bueno que la Conmebol tome alguna medida. No me refiero a determinar el ganador o las sanciones. No puede ser que suceda lo que sucedió. No es normal que se ataque al autobús del equipo rival. No es normal que te tiren una piedra. Oí que en Argentina decían que es lo normal. ¡No es normal! Es como si entro a una tienda y tiro una piedra a alguien. Ojalá eso cambie, pero en lo deportivo para mí está terminado”.

Dentro del Bernabéu, y contra los pronósticos más agoreros, las hinchadas y los equipos mostraron un comportamiento ejemplar. Barros Schelotto felicitó a sus jugadores y a los rivales. “Antes que nada quiero agradecer y felicitar a los jugadores de Boca por cómo han jugado, incluso cuando tuvimos uno o dos menos”, dijo. “Y felicitar a River, que es el campeón. Hoy vimos dos equipos de primer nivel. Cualquiera podía ganar. El partido fue muy parejo. La diferencia fue el zapatazo de Quintero”.

“No creo que los precedentes condicionaran el juego”, dijo el técnico, cuando le preguntaron si la presión psicológica afectó al juego. “Habríamos visto el mismo partido en cancha de River o en cualquier campo de Argentina. En el primer tiempo manejamos bien la pelota, River no podía entrarnos, los marcábamos bien y llegábamos con juego a su área. Hasta el 1-1 no hubo un equipo más destacado que otro. La superioridad de River solo se notó a partir de la expulsión de Barrios por el efecto del alargue”.

“Les dije a mis jugadores”, concluyó, “que me había sentido representado con ellos, con ese carácter que han demostrado. Y les dije que el partido fue parejo. Me sentí identificado con ellos. Nadie se dejó nada”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información