Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 2018 repleto de éxitos para el fútbol femenino español

La sub-17 ha conseguido un histórico doblete Europeo-Mundial; la sub-19 ganó el campeonato europeo y la sub-20 el subcampeonato del mundo

Las jugadoras de la sub-17 celebran en título mundial en Montevideo.
Las jugadoras de la sub-17 celebran en título mundial en Montevideo. AFP

“En las categorías inferiores estamos acostumbrando a la gente a llegar a las finales… y tampoco es fácil”, reflexionaba Toña Is hace un mes, justo antes de despegar rumbo a Uruguay para disputar el Mundial sub-17. Fue una frase premonitoria. Su objetivo era mejorar el tercer puesto del Mundial 2016 de Jordania. Lo ha logrado esta noche en Montevideo derrotando a México por 2-1 con un doblete de Claudia Pina, una de las estrellas del torneo.

Las chicas de Toña Is –la mayoría juega en Segunda- han hecho doblete: a la Eurocopa ganada en mayo se suma ahora el Mundial. El primero para el fútbol femenino español. Lo han logrado gracias a un gran grupo guiado por la experiencia de Cata Coll, la enorme calidad de Claudia Pina, la garra de la incansable Eva Navarro (habituales de la sub-20 con la que disputaron el Mundial de agosto) y al fútbol de Irene López. 

El triunfo en Uruguay es el colofón a un año repleto de éxitos. Además del ya citado doblete de la sub-17; la sub-19 ganó la Eurocopa en julio y la selección sub-20 disputó la final del Mundial en agosto. No pudo contra Japón –los países asiáticos son, junto a Estados Unidos y Alemania, las potencias en fútbol femenino- contra el que perdió 1-3, pero se descubrió al mundo. El premio al buen hacer en las categorías inferiores que trabajan con el mismo patrón de juego. España tiene 25 veces menos licencias que Alemania, por ejemplo, (menos de 50.000 por más de un millón) y, sin embargo, consigue armar equipos competitivos.

La clave, según Toña Is, está también en los clubes. “Están trabajando de forma estupenda: cuando recibimos aquí a las niñas se nota que están trabajadas tácticamente. Con eso ya adelantas mucho, es la parte fundamental. Tienen buenos entrenadores, medios: hemos dado un salto de calidad. Vincular las secciones femeninas a equipos profesionales, además, nos ha dado la vida”, explicaba la seleccionadora antes del Mundial de Uruguay. De allí volverá con el primer Mundial para el fútbol femenino español que cierra 2018 de la mejor manera. La selección absoluta aguarda su turno para 2019. El 7 de junio arranca el Mundial en Francia al que se clasificó ganando todos los partidos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >