Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Somos chiquititas pero jugamos bien a esto”

La selección sub-19 femenina regresa a España con el tercer campeonato de Europa de su historia tras vencer por la mínima a Alemania en Suiza

Las jugadoras de la selección española sub-19, en Las Rozas. En vídeo, declaraciones del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales. EFE

En casa les aguardaba una sorpresa. Como cuando uno se va de viaje por un tiempo y al volver está su mamá esperando en la puerta con la comida favorita. Solo que en este caso no era una comida, sino Luis Enrique. El flamante seleccionador español recibió ayer al equipo femenino Sub-19 de España que, tras vencer el lunes en Suiza a Alemania (1-0) en la final del campeonato de Europa de la categoría, regresó a casa con el trofeo. Señal de que el fútbol femenino ha traspasado el umbral que separa la sombra de la luz.

"Es un orgullo que haya venido Luis Enrique. Queremos darle las gracias porque para nosotras representa muchísimo, es la cabeza más visible de toda la selección española y eso demuestra que la federación apuesta mucho por el fútbol femenino y que en este caso nos están reconociendo todo el esfuerzo que hemos hecho", afirmó Rosa Márquez, la capitana del combinado nacional.

El seleccionador español saludó ayer una por una a las jugadoras y les dio la enhorabuena en cuanto entraron a la residencia para futbolistas de que dispone la federación en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

Allí se celebró el homenaje por el tercer Europeo logrado por la Sub-19 femenina (2004, 2017 y 2018). Luis Rubiales, presidente de la federación; José Guirao, ministro de Cultura y Deporte; y María José Rienda, secretaria de Estado para el Deporte se mezclaron entre las chicas eufóricas. Nadie se quería perder el festejo que se mudaba de Suiza, donde disputaron el campeonato, a España. "¡Campeonas de Europa, campeonas de Europa!", gritaban las 16 futbolistas de la plantilla. Itziar Pinillos, Rosa Otermín, Ana Marcos y Carla Bautista no pudieron estar, ya que habían tomado un vuelo que las llevó directamente desde Suiza a Colombia para sumarse a la pretemporada del Atlético de Madrid.

Las jugadoras disfrutaron de un vídeo emotivo. Las imágenes mostraron todo lo vivido durante el campeonato. El momento cumbre, el golazo de falta de María Llompart que les dio el título ante Alemania en la final, se repitió una y otra vez. “¡Gol! ¡Gol! ¡Gol!”, festejaron las chicas. A algunas se les escaparon varias lágrimas de emoción. Otras se las guardaron para el final.

Rubiales, que estuvo presente en Suiza alentando a la selección, fue el primero en tomar la palabra. "La gente de la federación siempre creyó en vosotras y lo habéis conseguido, sois las mejores", les dijo. Y agregó: "Nos sentimos orgullosos, sigan siendo un ejemplo".

La selección Sub-19 alcanzó la final del Europeo en los últimos cinco años. Quedó subcampeona en 2014, 2015 y 2016. Y campeona en las últimas dos ediciones: 2017 y 2018. Un éxito detrás de otro que se suma a las cinco finales alcanzadas también por el combinado Sub-17: campeonas en 2015 y 2018, y subcampeonas en 2014, 2016 y 2017. Con el título de la Sub-17 en mayo, España es la primera selección que gana en ambas categorías en un mismo año.

Apuesta federativa

Tras el discurso de Rubiales, la protagonista fue la copa. La copa y Rosita, la capitana de la selección campeona. Casi como si fueran amigas inseparables que no se pueden soltar la mano, ambas subieron al escenario. "Primero quiero darle las gracias a la federación y a ti en especial [Luis Rubiales] por haber venido a vernos", dijo. "La federación está apostando por nosotras y os doy las gracias", continuó. También le agradeció al cuerpo técnico y a sus compañeras: "Somos chiquititas, pero sabemos jugar muy bien a esto", concluyó.

Después fue el turno de Jorge Vilda, nominado a mejor entrenador del año. Lo primero que él hizo también fue agradecer el apoyo de la federación y resaltar el excelente presente del fútbol femenino español en las categorías Sub-17 y Sub-19. "Siempre estamos luchando entre las mejores", destacó. "Y a vosotras [dirigiéndose a las chicas], os digo que sois mucho mejores jugadoras que hace un mes. Y tenéis todas el potencial para llegar a la absoluta".

Por último, el ministro José Guirao destacó la importancia de hacer más visible el deporte en equipo femenino. "Hay una cosa que habéis ganado, que es el respeto, pero el objetivo al que tenemos que dirigirnos es ganar también la misma visibilidad que tienen los hombres", aseguró. Y ya no hubo tiempo para más. Sonó la música y siguió la fiesta. De Berna a Las Rozas, sin escalas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información