Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Neto, el portero que huyó de Buffon

El meta del Valencia, equipo menos goleado de LaLiga, encara a la artillería de la Juve, de donde salió sin casi oportunidades

Neto, durante una sesión de entrenamiento este lunes. En vídeo, declaraciones de Marcelino García Toral, entrenador del Valencia.

Última bala para el Valencia en la Liga de Campeones. El partido del pelotón de Marcelino en el Piamonte ante la Juventus tendrá este martes (21.00, Movistar LC) que ser perfecto. El gatillazo en Suiza ante el Young Boys (1-1) obliga al once del murciélago a ganar o a calcar lo que haga el Manchester United ante los helvéticos para llegar con opciones a la última jornada y competir, precisamente ante los red devils, por la clasificación para los octavos. “Será largo, difícil, puede que hasta tortuoso, pero el equipo está bien y vamos a ver si tenemos juego, intensidad y acierto para ganar. Ahora nuestra dinámica de acierto es la lógica”, explica Marcelino.

El Valencia ha estabilizado su dinámica de negros resultados. El grupo ha enganchado una miniracha de tres partidos ganando. Dos victorias seguidas en LaLiga (Getafe y Rayo) y una en Champions (Young Boys) convierten este tramo de temporada en el mejor momento del equipo. El Valencia aparece en el Juventus Stadium sólido atrás y, por primera vez en todo el curso, con la electricidad circulando por el cableado de su línea de delanteros. Rodrigo, sin gol pero con el traje de asistente amamantando a Gameiro y a Santi Mina, es capital aunque su lenguaje corporal indique que sigue a disgusto sin festejar un tanto. El internacional no marca desde la primera jornada liguera. En su cabeza golpea como una maza su hambruna pese al cariño del técnico hacia uno de sus intocables.

En el área contraria, las manos de Neto sostienen al Valencia. El muro brasileño que el Valencia firmó de la Juventus nada más llegar Marcelino en 2017 le ha puesto el candado a la portería. Lejos del foco que ilumina a otros guardametas, Neto (29 años y 1,91m) está entre los mejores del campeonato. En Laliga, donde lo ha jugado todo excepto el partido del Betis que finalizó 0-0, sólo ha encajado nueve tantos. El Valencia es el bloque menos goleado del torneo junto al camión blindado que conduce Simeone. En un porcentaje muy alto de los partidos que disputa su equipo, al meta siempre se le recuerda una gran parada, una que da puntos. Neto es decisivo.

Por seis millones

El brasileño se marchó de la Juve a cambio de seis millones de euros. Hastiado de estar a la sombra de la leyenda Buffon, que solo le abría paso para jugar la Copa, Neto migró a Mestalla y hoy es indiscutible. “Mi sensación es la mejor posible. Con respecto a si podría ser titular ahora en la Juve, no sabría decirte. Es una pregunta que tiene que ver con el destino. Aquí no me sentía bien y estoy contento de la decisión que tomé”, explicó ayer Neto.

El portero visita el Juventus Stadium por vez primera desde que salió de Turín. Esta vez tendrá delante a reputados tiradores como Cristiano Ronaldo, Mandzukic y Dybala. Lloverán tiros en el norte de Italia, pero Neto ya no es un secundario. Hasta la selección de Brasil le ha abierto las puertas.

El Valencia, inestable durante el primer tercio de temporada, se engancha a sus brasileños para salir indemne de Turín y seguir con vida en la Champions. Si Neto es básico, la misma trascendencia tiene actualmente en el momento del equipo Gabriel Paulista. Ante las continuas ausencias por lesión de Ezequiel Garay, que el club se niega a identificar, Gabriel lidera la zaga. En Italia, con el argentino otra vez ausente, el brasileño tendrá un ojo en los puntas rivales y otro en el bisoño Mouktar Diakhaby, que lo acompañará en el eje de la zaga.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información