Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La voracidad de Santi Mina le da al Valencia la primera victoria en Mestalla

El conjunto de Marcelino García Toral gana al Young Boys suizo y salva la primera final de la temporada

Valencia Young Boys
Santi Mina marca el segundo gol del Valencia al Young Boys. AFP

Hambriento y sin gol hasta ese momento, el Valencia se alimentó de la voracidad de Santi Mina para abatir al Young Boys en la cita clave de la Liga de Campeones por 3-1. Dos tantos del cazagoles gallego, que ha estado un mes de baja por una lesión, una noche excelente de Carlos Soler y una convincente actuación coral mantienen activo y estable al grupo de Marcelino en la competición tras salvar su primera final. La primera victoria del Valencia en Mestalla llega en noviembre ante un belicoso equipo suizo que golpeó al límite de lo permisible.

Valencia

4-4-2 (D.P.)

Marcelino García Toral

13

Neto

14

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Gayá

24

Garay

5

Gabriel Paulista

18

Wass

8

1 goles Gol Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Carlos Soler

6

Cambio Sale Vezo

Kondogbia

7

Cambio Sale Ferrán Torres

Gonçalo Guedes

17

Coquelin

22

2 goles Gol Gol Cambio Sale Gameiro Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Santi Mina

19

Rodrigo

26

Von Ballmoos

5

Von Bergen

23

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Loris Benito

43

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mbabu

30

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Sandro Lauper

16

Cambio Sale Nsame

Christian Fassnacht

13

Cambio Sale Sulejmani Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Ngoumo Ngamaleu

35

Tarjeta roja Tarjeta roja

Sekou Sanogo

8

Djibril Sow

17

1 goles Gol

Roger Assalé

99

Cambio Sale Michel Aebischer

Hoarau

Young Boys

4-4-2 (D.P.)

Gerardo Seoane

Por primera vez esta temporada, Marcelino repitió formación titular. La necesidad apretaba y el técnico cambió de hábitos empleando a los mismos que jugaron ante el Girona. Pese a la derrota ante los rojiblancos, Marcelino insistió en que su núcleo rindió bien y le dio continuidad. La realidad indica que delante de la primera final de la temporada el entrenador asturiano tiró de sus pretorianos. Excepto Dani Parejo, que continúa lesionado, de salida ante los suizos de Gerardo Seoane formaron los más habituales, tres de ellos: Garay, Gayà y Guedes con molestias. Destacó la suplencia de Batshuayi y Gameiro, llamados a darle un salto de calidad a la plantilla precisamente en la Liga de Campeones. Marcelino, decepcionado y agobiado por los resultados, comienza a disciplinar a los dos puntas que ha traído en verano. El francés y el belga llevan dos partidos seguidos en el banquillo y se perdieron el partido gordo de la semana. El mensaje del técnico es claro: jugarán en Getafe si no lo impide el arrebatador momento emocional de Santi Mina, al que Marcelino retiró en el minuto 68.

El gallego se convirtió anoche en el máximo goleador de la plantilla con cuatro goles ya en el zurrón. En el minuto 14 abrió el marcador y puso a su equipo en los raíles con destino a su primera victoria en Mestalla. La jugada, brillante, gestada entre Soler y Rodrigo en banda derecha, acabó en una picada del canterano sobre la salida de Von Ballmoos que dio en el palo; atento al rebote estaba Santi Mina que empujó el balón a gol y explotó en una mezcla de rabia y alegría. Celebró a lo LeBron James marcando todos los movimientos con furia y acabó dando una patada a la valla de publicidad, gritando fundido con la Curva Nord.

Valencia
Young Boys

54.8%

45.2%

1
0
5
2
1
2
4
7
0
2
  • 1

    2

  • 3

    5

  • 0

    1

  • 25

    13

  • 14

    25

  • 129

    131

  • 49

    50

  • 6

    5

  • 0

    0

Gerardo Seoane, el técnico del Young Boys, suizo con sangre gallega, ordenó contragolpe y agresividad para detener las estampidas del Valencia. Muy intenso, el valiente equipo amarillo y negro, infló a faltas a los velocistas de Marcelino en cada arranque de jugada. A balón parado, el Young Boys explotaba la altura de Hoarau y alarmaba a Neto. Los centrales del Valencia, advertidos, vigilaron al gigante y descuidaron al pequeñito Assalé que empató en el minuto 37 en una recuperación de balón después de una falta sobre Coquelin que validó el árbitro rumano Kovacs, muy permisivo con los golpes que arrearon los campeones de la Liga Suiza.

Con el explosivo Guedes en la izquierda, de nuevo renqueante por un golpe ante el Girona, el Valencia rompió el partido por la derecha con la sociedad Soler, Wass y Rodrigo. En un momento peligroso en el que estaba molido a palos y tambaleándose, un centro lateral exquisito de Soler lo remató de nuevo Santi Mina cazando la pelota en el aire y empujándola a puerta con la planta de su bota derecha. El combativo Mina, intenso y jugando bien con su cuerpo, rescató el gol que había perdido el Valencia, prisionero de su crisis de identidad.

Percutiendo por el costado derecho y con Guedes ausente y muy vigilado por Mbabu en la izquierda, el Valencia mató el partido en el arranque del segundo acto. En otra acción luminosa ejecutada por Rodrigo y Soler, el canterano marcó el tercer gol. El indiscutible talento de Soler, de nuevo en la derecha pese a la baja de Parejo, se impone al debate sobre su posición en el campo. Juega bien en cualquier demarcación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información