Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Triste adiós del Valencia

El equipo de Marcelino cae eliminado de la Champions tras perder ante

la Juventus y por el gol en el descuento del United ante el Young Boys

Juventus Valencia
Mandzukic y Cristiano Ronaldo celebran el gol de la Juventus. AP

Una brillante maniobra de Cristiano Ronaldo, que le entregó un gol en bandeja a Mandzukic, y un tanto en el descuento de Fellaini en Old Trafford eliminaron al Valencia de la Liga de Campeones. Sin depender de sí mismo desde su estrepitoso error en Suiza y en manos de lo que hiciera el Manchester United ante el Young Boys, el Valencia cayó a la Europa League en un desenlace dramático. El empate en Inglaterra era bueno pero el gol inglés en el descuento le pegó el tiro de gracia. El grupo de Marcelino conoció en el túnel de vestuarios su cruel destino en el año de su centenario.

Juventus

4-3-3

Massimiliano Allegri

1

Szczesny

12

Cambio Sale Cuadrado

Alex Sandro

19

Bonucci

3

Chiellini

20

Cancelo

5

Pjanić

14

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Matuidi

30

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Rodrigo Bentancur

17

1 goles Gol

Mandžukic

10

Cambio Sale Douglas Costa

Paulo Dybala

7

Cristiano

13

Neto

5

Gabriel Paulista

12

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mouctar Diakhaby

14

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Gayá

18

Wass

6

Cambio Sale Carlos Soler Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Kondogbia

17

Coquelin

10

Parejo

7

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Gonçalo Guedes

19

Cambio Sale Gameiro

Rodrigo

22

Cambio Sale Batshuayi

Santi Mina

Valencia

4-4-2 (D.P.)

Marcelino García Toral

Es una evidencia que el Valencia se está levantando. Hace un mes estropeó en Suiza el plan que había trazado Marcelino para la Liga de Campeones y llenó de rocas el camino del equipo hacia los octavos. Ante el rival más débil del grupo, el Young Boys, los de Mestalla sólo empataron a uno. La posibilidad de jugárselo todo en Mestalla en la última jornada quedó comprometida y dependía de diferentes carambolas. Algo empezó a rumiar entonces Marcelino respecto a su característica política de rotaciones. La derrota de primeros de noviembre ante el Girona en Mestalla precipitó el cambio. El técnico dobló y diseñó un bloque reconocible, algo inaudito hasta entonces. La modificación surtió efecto. Desde la toma de aquella decisión, el Valencia enlazó tres victorias seguidas. Calibrado por su técnico, el equipo endureció su piel y equilibró una temporada crítica hasta ese momento. Ante la Juve, pese a la derrota, y con jugadores decisivos como Kondogbia o Guedes con molestias, el colectivo valencianista respondió y disputó un partido serio. La fortuna del United, en cambio, lo manda a la Europa League.

Con los pulmones llenos de oxígeno, el Valencia se personó en Turín. La vuelta de Kondogbia al once dejó en el banco a Carlos Soler. Marcelino ya no hizo más cambios. La respuesta de su equipo no tuvo nada que ver con el partido de Mestalla en la primera jornada de la competición, donde los de Allegri bailaron a los de Marcelino. La Juve empujó por los costados, con dos laterales portentosos como Alex Sandro y el exvalencianista Cancelo dentro de un engranaje portentoso lleno de físico y talento. Los bianconeri, en cambio, no generaron ocasiones de gol. Sus tiros fueron de fogueo desde la frontal; todos a cargo de Cristiano.

Peligro a la contra

El Valencia, precavido y con miedo a equivocarse, siguió las directrices de Marcelino de marcharse sin encajar al descanso. Salió a la contra pero estuvo lento y su jugador desequilibrante, Guedes, apenas se jugó un uno contra uno. Un par de pérdidas, una de Parejo y otra de Gabriel espolearon a la Juve pero Neto apenas peligró. Wass, improvisado lateral derecho de emergencia, apareció en el área y disparó a la derecha del meta juventino Szczesny ante la desesperación de Santi Mina que no se lanzó a cazar la pelota.

La mejor jugada del peligro fue para el equipo del murciélago fue cuando Parejo sacó un córner desde la derecha y el balón lo cabeceó Diakhaby. Szczesny sacó una mano portentosa para detener el duro golpeo de cabeza del joven central francés. Era la última jugada del primer tiempo. La estrategia había funcionado pero el portero paró el golpe.

El mismo guion, calcado, lo siguió el Valencia en el segundo acto. La Juve se expuso más, cambiando a Cancelo al lateral izquierdo y ubicando a Cuadrado en el derecho. Alex Sandro se quedó en el vestuario junto al valencianista Rodrigo, lesionado. Los italianos vieron el agujero en el carril derecho del Valencia y Cancelo y Cristiano empezaron a percutir sobre Wass. Una pérdida de Guedes le proporcionó un balón en el área a Cristiano y el depredador portugués armó una jugada de gol. CR7 encaró a Gabriel, cambió de ritmo y centró cerrado para que Mandzukic, zafándose de su marca, empujara a puerta vacía. El Valencia igualó el partido dos minutos después pero el asistente de portería invalidó el gol porque apreció cómo remató con la mano Diakhaby.

Se abrió el duelo entonces. El Valencia atesoró más posesión esperando a que Guedes ganara sus duelos con Cuadrado en la banda contraria. Ese era el camino. El portugués, en cambio, evidenció una vez más su bajo momento de forma. Un factor que sin duda ayudó a que el Valencia se despidiese tan pronto de la Champions.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >