Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mundial sí, pero sin improvisación

La propuesta de Pedro Sánchez de organizar el torneo de 2030 entre España, Portugal y Marruecos recibe el apoyo de las instituciones deportivas y la crítica de los partidos de la oposición

Pedro Sánchez saluda al rey de Marruecos, Mohammed VI. En vídeo, Luis Rubiales le agradece a Pedro Sánchez que haya dado un paso para ayudar al fútbol español.

La iniciativa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de postular una triple candidatura entre España, Marruecos y Portugal para organizar el Mundial de 2030 ha generado un agrio clima de debate entre las principales fuerzas políticas de la oposición. Estas no discuten la valía de acoger un evento de esa magnitud, pero sí el cómo, al no ver algunas formaciones con buenos ojos una organización compartida. Entre las instituciones deportivas, la propuesta de Sánchez ha tenido una mejor acogida, más allá de que la Federación Española de Fútbol conociera en mayor o menor medida que Marruecos podía formar parte del proyecto. Cuando el 13 de septiembre Sánchez se reunió con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y con el del fútbol español, Luis Rubiales, la idea era organizar o bien un Campeonato del Mundo o la Eurocopa (2028) junto a Portugal.

“Es un tema que está en estado inicial y que habrá que seguir madurando. España ha demostrado que es muy capaz a la hora de organizar grandes eventos deportivos y confiamos en el buen hacer de nuestros vecinos Portugal y Marruecos. Podría ser una gran oportunidad para la cooperación entre Estados. El deporte siempre suma”, aseguran desde el Consejo Superior de Deportes (CSD).

El líder del PP, Pablo Casado, ridiculizó lo que definió como “otra ocurrencia” de Pedro Sánchez. “¿Qué pasa, que en el año 1982 España pudo organizar un Mundial y ahora no? Me parece muy bien que lo organicemos, pero no se me ocurre que los Juegos de Barcelona se hicieran conjuntamente con Portugal o con Francia”. Casado también sugirió que detrás de la propuesta de Sánchez había un intento de tapar que la negociación con Marruecos en otros asuntos había fracasado. “Como no ha conseguido negociar como un gobierno fuerte, tiene que hacer la diplomacia deportiva. Ha llegado a Marruecos tarde y mal”.

En la misma línea de apostar por una candidatura en solitario se expresó Podemos a través de su diputado Juanma del Olmo, que lo hizo en las redes sociales: “En España tenemos capacidad suficiente para organizar un Mundial de fútbol nosotros solitos. En esto somos los primeros: el país con los mejores equipos. No hay ninguna necesidad de asociarnos con Marruecos, un país que no respeta los derechos humanos”. “Que España organice un Mundial es siempre un motivo de orgullo. Lo primero sería hablarlo con la Federación Española de Fútbol y luego apostar por organizarlo”, abunda Ángel González, portavoz del PP en el Congreso de los Diputados. Su homólogo de Ciudadanos, Ignacio Aguado, advierte: “Es lamentable que Sánchez anuncie la candidatura del Mundial 2030 y que ni Portugal ni Marruecos ni la federación española sepan nada al respecto. Sánchez debe dejar de improvisar y dejar de manchar la imagen y el prestigio de España. En Ciudadanos estamos a favor de acoger el Mundial de fútbol o cualquier otro evento deportivo siempre que haya consenso y acuerdo”.

Tras el Mundial de 2002 organizado entre Corea y Japón, la FIFA había optado por volver a potenciar modelo clásico de un solo anfitrión. Sin embargo, la nueva política de expansión del fútbol emprendida por Gianni Infantino favoreció que el Mundial de 2026 se le adjudicara a Estados Unidos, México y Canadá. Ahora, la hipotética triple candidatura postulada por Sánchez debería competir con la triple unión de Uruguay, Argentina y Paraguay para conmemorar el centenario del primer Mundial, celebrado en tierras uruguayas en 1930. Esta opción ya fue anunciado hace más de dos años con el apoyo de los presidentes Mauricio Macri y Tabaré Vázquez. Paraguay se sumó posteriormente.

Este miércoles, cumbre con Costa en Valladolid

Lucía Abellán

España y Portugal tendrán hoy la oportunidad de discutir al máximo nivel la todavía incierta propuesta de presentar una candidatura conjunta —con Marruecos— al Mundial de fútbol de 2030. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro portugués, António Costa, se reúnen esta tarde en Valladolid en el marco de una cumbre hispano-portuguesa.

En las horas previas al encuentro, Portugal ha mostrado cierto escepticismo. “Es una idea incierta que nunca nos ha sido oficialmente planteada. Cuando lo sea, tendremos que estudiarla y evaluarla”, dijo Costa a Efe. Fuentes de Moncloa aclararon que Sánchez se lo había comentado de manera “oficiosa”. España cree que una candidatura compartida entre países de dos continentes tendría muchas opciones.

En el horizonte también asoma la candidatura del Reino Unido que pretende sumar las cuatro federaciones reconocidas por la FIFA (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte).

Entre las principales instituciones deportivas españolas, no se cuestiona el modelo de las candidaturas conjuntas. “Son cada vez más habituales, y están funcionando. Todos los países que participan gozan de los beneficios sociales y económicos. Supone que dos o tres países trabajan con un objetivo común y eso también es una de las labores del deporte”, dice Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español. “Organizar un Mundial, compartido o no compartido con otros países, siempre será algo bueno para el fútbol español. Aquí lo importante es la organización porque un Mundial son palabras mayores y te juegas el prestigio internacional en términos de imagen”, sostiene Javier Tebas, presidente de LaLiga.

“Esto tiene dos partes: la parte del fútbol y la parte de la diplomacia, de la política. Él [Sánchez] ha dado ya algún paso, lo ha hecho por ayudar al fútbol y nosotros la verdad es que tenemos que agradecérselo”, concluye el presidente federativo, Luis Rubiales.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información