Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubi-Machín, del barro a la cima

Los técnicos del Espanyol y Sevilla, que como jugadores no pasaron de Segunda B, destacan en los banquillos de Primera

sevilla - espanyol

Pablo Machín, técnico del Sevilla, nunca jugó en Primera. La rodilla le dijo basta a los 23 años cuando jugaba en el Numancia en Segunda B. El preparador del Espanyol, Rubi, insistió más. Estiró su carrera hasta los 31, pero como Machín no pasó de la tercera categoría del fútbol español. Como entrenadores, en cambio, desatacan en la élite. Eso sí, previo paso por el barro. En cualquier caso, tierra conocida para Rubi y Machín. Hoy (18.30, beIN LaLiga) pelean en lo más alto de LaLiga. En Nervión, el Sevilla, tercero en la tabla, recibe al Espanyol, segundo.

“No da vértigo la segunda posición en la tabla”, asegura Rubi; “todos pasamos épocas muy malas en el mundo del fútbol. Y valoramos mucho dónde estamos, si lo hacemos durar todo lo posible, seremos felices. El nivel del equipo está por encima del esperado”. A su homólogo en Nervión también le sorprendió el nivel del Espanyol, el segundo equipo menos goleado en LaLiga junto al Atlético de Madrid (ocho). “Es cierto que poca gente podría pensar que estos dos equipos podrían pelear por la segunda plaza a estas alturas de LaLiga, quizás es más llamativo el caso del Espanyol después de una temporada que no fue todo lo buena que esperaban”, opina Machín.

Machín, durante un partido de Europa League. ampliar foto
Machín, durante un partido de Europa League. EFE

Un triunfo a domicilio

El Espanyol, que ha ganado todos los partidos en su casa, ha conseguido una sola victoria lejos de Cornellà (frente al Huesca). “En Madrid hicimos un gran partido, ganamos al Valencia… Pero hay que ser un poco prudentes. El equipo está a un nivel superior del que teníamos al comienzo”, afirma Rubi. Y contesta Machín: “La clasificación dice que el Espanyol está teniendo unos muy buenos resultados, aunque fuera de su están siendo menos inmaculados. A mí cada partido me parece que es muy difícil. Todos los rivales tienen buenos futbolistas y todos los entrenadores preparan bien los partidos”.

Machín se reafirma después de su buen estreno en Primera con el Girona (finalizó en la décima posición), mientras que Rubi destaca en su tercera experiencia en la élite (ya había pasado por el Levante y el Sporting). “Solo lo puedo valorar de manera positiva. Machín y Rubí son entrenadores que conocen el fútbol y tienen una identidad muy clara que se ve en sus equipos. El entrenador debe tener un plan y todo el equipo vaya en esa onda. Y los resultados del Espanyol y del Sevilla están allí”, concluye Valverde, entrenador del Barcelona. Rubi y Machín, del barro a la cima en la élite.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información