Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone: “No nos van a confundir”

Simeone saca pecho tras un gran partido del Atlético y reivindica su estilo: “Debemos encerrarnos y atacar con espacios”

Simeone, en el partido ante el Dortmund.
Simeone, en el partido ante el Dortmund. GTRES

Ni siquiera cuando el Atlético dominaba al Dortmund gracias a una presión extenuante, firma de autor, a Simeone se le acababan las indicaciones por hacer. Movía los brazos para hacer ver la necesidad de cubrir espacios del campo en los que había localizado alguna brizna de hierba sin pisar. Porque no podía quedar ninguna zona verde sobre la que algún taco rojiblanco no hubiera dejado su marca. Esa era la misión, tan deportivamente práctica como espiritualmente retadora ante un equipo que le había herido en el orgullo, con cuatro goles en Alemania, de esos que no se olvidan. “Entendimos bien cómo quitar los espacios”, concedió en sala de prensa, en la quizás, la única sentencia que tuviera que ver con algún apartado estratégico del partido. Había muchos otros mensajes que transmitir, porque la semana había sido dura tras el empate en Leganés, y agarrado a un gran partido, uno de los mejores que se hayan podido ver el Wanda Metropolitano daba pie a ello.

“No nos van a confundir. Tenemos que seguir por un camino, que es encerrarnos y atacar cuando tengamos espacios. Ser contundentes”, lanzó el argentino. Que no se quedó ahí. “Entiendo que todos podemos hablar sobre fútbol, los que son entrenadores y los que no, porque este juego transmite pasión, pero de opinar a estar ahí donde hay que transmitir las ideas es diferente”, explicó.

No se encerró el Atlético ante el Dortmund, al que dominó incluso sin la posesión del balón, porque cuando tuvo la pelota de su lado supo mucho mejor qué hacer con ella. Especialmente aquellos por quienes pasa más veces durante el partido. Rodrigo, Thomas y Saúl, una línea de tres centrocampistas a la que se sumó por momentos Correa, completaron un partido tan efectivo como vistoso. 48 pases realizó el primero, de los que solo erró siete (85% de acierto, el más destacado), una asistencia de gol entregó el segundo a Griezmann, mientras que el tercero abrió el marcador. “Su partido fue extraordinario”, les alabó Simeone. “Disponen de todos los automatismos del juego”, se descubrió Lucien Favre, técnico del Dortmund.

“Estoy contento en el Atlético, dispuesto a trabajar para ganarme un puesto”, advirtió Thomas, que ante la ausencia de Koke se ha consolidado en eje del centro del campo. “Hemos hecho grandes partidos esta temporada, pero por el rival diría que el de hoy ha sido uno de los mejores”, se sumó Rodrigo. “Tenemos que seguir demostrando que somos candidatos a todo”, añadió el medio español, que también se refirió al encuentro perdido en Alemania. “Fue engañoso. Lo que está claro es que somos un equipo que si se diferencia de algo de los demás es que dependemos mucho de la intensidad. Si lo perdemos seremos uno más”, analizó.

El beso de Griezmann

“Era importante ganar porque la derrota allí había sido un palo duro y teníamos ganas de jugar contra ellos de nuevo”, confirmó Griezmann, que quiso justificar así su beso al escudo tras anotar el segundo gol. “Quiero mucho a este club”, confesó el francés, que volvió a referirse a su candidatura al Balón de Oro: “No sé cómo valoran las cosas para dar los premios individuales, yo me siento muy valorado por mi club y mis compañeros y eso es lo más importante”. Tanto el beso como el gol, el tercero que marca en esta Champions contribuyeron a que se viera una imagen de nuevo alegre del jugador franquicia del Atlético. “Me encanta la Champions, siempre son partidos bonitos de jugar. Creo que hoy vimos un Atlético difícil de ganar, y aunque tenemos muchos jugadores importantes de baja y les tocó jugar a los que menos participan todos hicieron un gran partido”, resolvió Griezmann.

Antes de abandonar la sala de prensa, Simeone recitó una frase casi en tono de narrador teatral, para ponerle el broche a su intervención y dar pábulo a sus pensamientos internos: “En la vida el presente es lo más importante”, comenzó, “el futuro es mejor y por eso hay que mirar”. Y se marchó, sonriente.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >