Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Parece que si no sales con el portero no juegas al fútbol”

Pochettino y Emery debaten sobre los límites de la posesión del balón

Emery, Gregorio Manzano, Pochettino y Luis García.
Emery, Gregorio Manzano, Pochettino y Luis García. EFE

La concentración de la selección en Las Rozas coincidió este lunes con la reunión de más de 600 entrenadores españoles en el Curso de Formación Continua de la Licencia UEFA, trámite que todos los técnicos deben cumplir cada tres años para renovar su carné, y que sirve para congregar a colegas y amigos en largas jornadas de debates y cafés. El congreso reunió por primera vez a Fernando Hierro, el seleccionador saliente, con su sucesor Luis Enrique, y propició una mesa redonda a la que acudieron Unai Emery, técnico del Arsenal; Mauricio Pochettino, mánager del Tottenham; Javi Gracia, entrenador del Watford; Gregorio Manzano, exentrenador del Atlético; y Luis García Plaza, que actualmente dirige al Beijing Renhe de la Liga china. El tema que abordaron fue la vigencia del juego de posesión que encumbró a España en 2010, en la estela del Mundial de Rusia y el triunfo de Francia renunciando al balón.

“El fútbol se rige por tendencias”, dijo Pochettino. “Ahora la tendencia es debatir sobre la posesión. El fútbol es tan rico que cualquier camino te puede llevar al éxito. Lo más importante es que el entrenador transmita lo que siente. Como dice Unai, las emociones son fundamentales. Cada uno tiene un carácter que transmite con matices hasta componer un estilo. Pero nadie es propietario de un estilo. Cuando vamos atrás en la historia descubrimos que todo se inventó y se reinventó. Es como la moda. Hace 40 años se usaban pantalones de campana, ahora se usan pitillos y en el futuro volverán las campanas. Hoy la tendencia es salir jugando desde atrás, y es algo que hemos escuchado muchísimo en este congreso. Parece que el que no empieza jugando con el portero no juega al fútbol. Y a mí me gusta el fútbol de transición, el fútbol de recuperación alta y presión, el fútbol de contraataque, el fútbol de balón largo a la espalda de los laterales que tanto cautivó en Inglaterra… Lo que no podemos olvidar nunca es el grupo de jugadores que tienes. Siempre es más fácil ganar con los mejores. Luego está el trato personal. La gestión del grupo humano evoluciona con la sociedad. Quizá esta parte del trabajo sea la que más tiempo te demanda”.

Conexión con el hincha

Emery apuntó que el estilo depende del gusto de la hinchada para la que trabaja el técnico. “Por un lado hay una búsqueda del éxito y por el otro una conexión con el aficionado”, dijo, “para que se sienta identificado con el juego y que vibre con su equipo. ¿Cómo se combina? Para transmitir emociones necesitas realizar situaciones del juego que el público disfrute. Si con ello consigues ganar, bien hecho está. Lo importante es adaptarse a las circunstancias que tú puedes generar y a las que te puede provocar el rival. Cojo dos vertientes que son referencias opuestas para mí: Guardiola y Simeone. En el concepto de ganar, ganan los dos; y en el concepto de hacer vibrar a sus aficiones, también”.

“Esta mañana”, observó Manzano, “ha habido una ponencia en la que ha habido un análisis del Mundial. Francia con un 34%, de mitad de la tabla de posesión hacia abajo, salió campeona. ¿Quiere decirse que esta es la fórmula para ganar? Pues sí, porque el campeón siempre tiene razón. Unas veces el modelo español da un rendimiento y otras veces no. El fútbol no tiene fórmulas matemáticas. Pero no nos olvidemos que en Inglaterra el modelo español encabezado por Guardiola ha tenido éxito. El City, el Arsenal de Emery o el Tottenham de Pochettino abanderan modelos de éxito practicando un fútbol autóctono con raíces españolas. ¿Por qué vamos a abandonar nuestra esencia, si hemos representado un fútbol moderno que nos ha dado grandes éxitos?”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >