Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU y China se enfrentan por el oro

Polonia, Francia y Rusia también aspiran al primer puesto si se da un empate en la primera mesa

Cuatro de los cinco jugadores de la selección china; de izquierda a derecha: Ding, Yu, Wei y Bu; falta Li. Ampliar foto
Cuatro de los cinco jugadores de la selección china; de izquierda a derecha: Ding, Yu, Wei y Bu; falta Li.
Batumi (Georgia)

Los ganadores de las dos ediciones anteriores se enfrentan hoy por otro oro en la última ronda de la Olimpiada de Ajedrez, en Batumi (Georgia). En la penúltima, China tumbó (3-1) a los durísimos polacos, invictos durante nueve jornadas y vencedores de Rusia y EEUU, mientras los norteamericanos doblegaban a Armenia (2,5-1,5). EEUU y China aventajan en un punto a Polonia y Francia, y también a Rusia, que aún podría salvarse del desastre y subir al podio.

La lesión de Liren Ding, que se sienta en una silla especial y camina con muletas, no ha afectado a su rendimiento deportivo. Tras ganar al pujante polaco Jan Duda, de 20 años, el primer tablero chino (4º de la lista mundial) también aspira al oro individual, y de hecho se lo jugará en la última ronda frente a Fabiano Caruana, 2º en esa clasificación y 2º del mundo, quien no pudo pasar del empate frente a Levón Aronián, y por tanto no podrá convertirse hoy en el número uno aunque gane a Ding.

Rusia hizo sus deberes para paliar una de sus peores actuaciones de la historia, y ganó a Inglaterra (2,5-1,5). Como su coeficiente de desempate es malo, la probabilidad de que aún pueda ganar el oro roza lo milagroso; incluso la plata y el bronce están lejos: debe ganar a Francia, y esperar que el duelo EEUU-China acabe en empate, por un lado, y que Polonia pierda ante India, por el otro.

Los dos equipos españoles tuvieron una penúltima ronda desafortunada. El masculino terminó cayendo ante la República Checa a pesar de que el resultado previsible durante varias horas fuera otro. Manuel Pérez Candelario venció a Laznicka y acumula siete puntos en nueve partidas, aunque lejos de la medalla individual.

Quien sí puede lograrla, incluso el oro (en el tercer tablero), es Ana Matnadze, tras derrotar a la kazaja Najbáyeva en un encuentro que, tal como estaban las partidas una hora antes del final, debería haber terminado en un sorprendente triunfo de España. Pero a Mónica Calzetta se le escapó medio punto cuando tenía contra las cuerdas a Selikbai, y Sabrina Vega acabó perdiendo frente a Saduakásova. Ello no obstante, las españolas, decimoquintas en la lista inicial, comparte ahora el 8º puesto y pueden lograr un puesto excepcional si superan a Polonia en la última ronda.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información