Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huracán Cambage: “Es como si jugara al minibásquet”

El vestuario español señala la superioridad de la pívot australiana. “No hemos perdido por ella sino por otras razones obvias. Pero no quiero hablar de los árbitros”, dice Mondelo

Cambage, en uno de sus gestos a la grada
Cambage, en uno de sus gestos a la grada

Llegó a la semifinal con el estatus de jugadora más determinante del torneo —con 25,8 puntos, 8,5 rebotes, 2,5 asistencias, 1,3 robos y dos tapones en tan solo 20,4 minutos en pista—. Pero, a pesar de su anunciada amenaza, España no pudo frenar a la titánica Cambage. “Es como si jugara al minibásquet”, resumió Laia Palau para dimensionar la contundencia de la rival, tan extraordinaria como polémica, con reiterados gestos a la grada del Santiago Martín de la Laguna. “Es una jugadora enorme. Pero lo que ha hecho con el público es una falta de respeto y se lo han permitido”, señaló Mondelo en una comparecencia tras la semifinal que, igual que en la pista, estuvo monopolizada por Cambage.

“Se nos ha ido el partido en los últimos cinco minutos. Hemos sido mejores en el tiro de tres (7 de 20), en robos (8), en asistencias (22)... Es una lástima porque el esfuerzo ha sido brutal. Pero hay que pensar que aún tenemos en juego otra medalla”, desarrolló el seleccionador español. “No creo que haya fallado el plan con Cambage. Venía anotando lo mismo en menos tiempo de juego. Ella puede hacer lo que quiera en la pista. Pero no hemos perdido por ella sino por otras razones que son obvias”, apuntó Mondelo sin querer desarrollar su crítica. “No voy a hablar de los árbitros. No es mi estilo”, remató tras la insinuación.

“Amo España como país y tengo mucho respeto por la selección de Mondelo, pero este es mi juego”, explicó la protagonista. “Los pitidos me estimulan. Soy una jugadora pasional”, despejó Cambage en las galerías del pabellón.

“Hemos hecho el partido que debíamos hacer. Pero al final no hemos podido aguantar. Estamos tristes pero tenemos un bronce en juego y eso es lo que tenemos que pensar desde ya”, retomó Laia Palau. “Eran un equipo ganable y lo hemos tenido cerca pero no ha sido suficiente”, completó la capitana de la selección española. “Ahora es difícil valorar el jugar por el bronce, pero ha sido muy difícil llegar hasta aquí y hay que seguir. Vamos a intentar recuperarnos rápidamente porque queremos esta medalla. Habrá que trabajar mucho para conseguirla”, sumó Alba Torrens. “Duele perder, por supuesto, pero el apoyo de la gente ha sido tal que es una de las razones que más nos mueven a pelear por el bronce”, remató Torrens. España busca ante Bélgica la 13ª medalla de su historia. Hasta la fecha suma nueve en Europeos (tres oros, una plata y cinco bronces), una en Juegos (plata en 2016) y dos en Mundiales (bronce en 2010 y plata en 2014).

Más información