Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cuentas de España en el Mundial

Ganando hoy a Bélgica (21.00, Tdp) o perdiendo por menos de ocho puntos, la selección de Mondelo sería primera de grupo y alcanzaría los cuartos directamente. Si caen al segundo o tercer lugar, esperaría China o Senegal en octavos

En el Mundial exprés de Tenerife, ser primera de grupo tiene el premio de clasificarse directamente para los cuartos de final del torneo. Ganando esta noche a Bélgica (21.00, Teledeporte) o incluso perdiendo por una diferencia igual o inferior a los siete puntos, España se ahorraría el cruce de octavos y enfilaría el camino de las medallas, con Estados Unidos en el horizonte de semifinales, eso sí.

“Pasar directas a cuartos significa estar entre las ocho mejores selecciones del mundo y tener dos días para recuperar jugadoras y preparar el cruce. No pensamos más allá de eso porque perder significa aumentar la carga física y emocional con un partido extra en el que si pierdes te vas fuera. El equipo es así y es cómo nos ha ido bien siempre”, señaló Mondelo en la víspera, despejando especulaciones y cábalas. Desde que se conoció el sorteo, España sabe que si queda primera de su grupo iría por el mismo lado del cuadro que Estados Unidos y chocaría con las estadounidenses en una hipotética semifinal. En caso de caer al segundo o tercer puesto, solo verían al Dream Team en caso de llegar a la final, con la plata ya asegurada, aunque para ello tendrían antes que sortear a otro coco en semifinales: Australia. “Queremos ganar y estamos obligados porque estamos en casa. Sumar tres victorias en la primera fase es prestigio para mantener nuestra historia ya entre los ocho primeros del Mundial. Que luego quedan dos minutos y vamos tres abajo, pues entonces pensaremos en los siete puntos, pero ahora solo existe la victoria”, explicó después el seleccionador, con la calculadora presente.

Si España gana a Bélgica este martes o pierde de hasta siete puntos, será primero y pasará directamente a cuartos. Será segunda si cae por una diferencia de entre 8 y 24 puntos y tercera de grupo si pierde estrepitosamente por 25 puntos o más. Si las jugadoras de Mondelo son segundas o terceras se medirán en octavos (miércoles 26) al perdedor (en el primer caso) o ganador (en el segundo) del Senegal-China que se disputa también este martes, con las asiáticas como claras favoritas. En caso de ser primera, la selección española se encontraría muy probablemente en cuartos con el perdedor del Francia-Canadá que cierra esta noche el grupo A o con Turquía.

Antes de eso, España se mide en el último encuentro de la primera fase a la Bélgica de Messeman, un rival pujante que logró la medalla de bronce el pasado Eurobasket, donde cayó en semifinales precisamente ante el equipo español (68-52). Las belgas apabullaron en la primera jornada a Puerto Rico (86-36), cayeron en la prórroga ante Japón (77-75) y llegan al tercer encuentro con opciones de alcanzar el primer puesto del grupo.

Su líder indiscutible es la ala-pívot Emma Meesseman, máxima reboteadora del Mundial (16 capturas por partido), que además está promediando 14,5 puntos y 5 asistencias por encuentro en su hoja de servicios. La jugadora del Ekaterinburgo será una dura prueba para Astou Ndour, que viene de ser la mejor española ante Puerto Rico. Kim Mestdagh, exterior del Perfumerías Avenida (7 de 11 en triples ante Japón) es la otra gran amenaza. España, que nunca ha perdido con Bélgica en partido oficial (6-0), podrá contar con todas sus jugadoras, incluidas las interiores Laura Nicholls y Laura Gil, que sufrieron la aspereza de Puerto Rico en el último partido. También será una buena oportunidad para que Alba Torrens y Silvia Domínguez, que llegaron renqueantes a Tenerife, sigan cogiendo ritmo antes del cara o cruz.

Más información