Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rayo se estrena en Huesca

Un gol de Imbula da los primeros puntos a los vallecanos (0-1) en el primer partido de Primera en el estadio del Alcoraz

huesca - rayo
De Tomás dispara ante Pulido EFE
LaLiga Santander Jornada 4

FINALIZADO

El Rayo Vallecano le amargó el debut en casa al Huesca en un partido en que decidió el gran gol logrado por el belga Giannelli Imbula al filo de la media hora ante la falta de precisión local en las oportunidades que tuvo en la segunda mitad.

Apenas notó la inactividad el Rayo, que llegaba con el temor de no haber competido de manera oficial en 19 días por el parón de selecciones y el aplazamiento del encuentro frente al Athletic. Además, tampoco le pudo la presión de llegar más necesitado de puntos al envite por no haber sumado ningún punto, algo que sí pareció evidenciar un Huesca con demasiadas ganas de agradar en el primer partido de la historia de El Alcoraz en la máxima categoría.

El equipo de Michel supo manejar las situaciones ante un Huesca desacertado que tiró de orgullo y que solo con la entrada en la segunda mitad del Cucho, Gallar y Ferreiro mejoró, con más empuje que calidad, pero al que le faltó acierto rematador para haber rescatado algún punto. El debut local se produjo con tres cambios inesperados en el once inicial ya que el técnico Leo Franco dejó en el banquillo a dos jugadores que son clave como la revelación de la pasada temporada, el Cucho Hernández, y Gallar, mientras que Míchel dejó fuera del once inicial a Embarba.

Desde el comienzo se evidenció mucho respeto entre ambos contendientes en un partido importante porque ambos son rivales por la permanencia y nadie quería cometer fallos que pudieran facilitar al rival acciones de ataque. Por ello, hubo mucho tanteo, como un combate de boxeo entre dos púgiles que se conocen y estudian, esperando un error en la defensa rival. Esto trajo como consecuencia que apenas hubiera ocasiones de gol porque el juego transcurría exclusivamente en la medular y nadie era capaz de filtrar el pase decisivo para dejar al compañero con opciones de marcar.

En medio del juego intrascendente apareció la estrategia para los locales en el minuto 26 con un balón colgado al segundo palo que remató de cabeza Melero y que salvó Amat cuando el esférico iba a superar la línea de gol. Y de lo que pudo haber sido el 1-0 se pasó en apenas dos minutos al 0-1 en un gran latigazo del francés Imbula desde fuera del área que entró por la escuadra de la meta de Werner sin que el meta argentino pudiera hacer nada por evitarlo. El conjunto aragonés acusó el gol y cerca estuvo de encajar el segundo en el 35 en una internada de Alvaro por la izquierda que puso un pase medido a De Tomás que el punta madrileño no pudo precisar junto al poste. Tras el nuevo aviso rayista el equipo de Leo Franco reaccionó y aunque no consiguió poner el riesgo la integridad de la meta foránea sí tuvo varios acercamientos que denotaban un cambio anímico. El Huesca puso más intensidad tras el descanso pero le faltó precisión en los pases y en el remate. El Rayo Vallecano, consiguió su objetivo de llevarse tres puntos de oro contra un rival directo por la salvación.

Más información