Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

George Weah condecorará a Wenger por haberle llevado al Mónaco

El exfutbolista y actual presidente de Liberia entregará la máxima distinción de su país al entrenador francés

Arsene Wenger, en un acto en París en junio pasado.
Arsene Wenger, en un acto en París en junio pasado. REUTERS

El exfutbolista y actual presidente de Liberia, George Weah (Monrovia, 1966), ha sido el único africano que ha ganado el Balón de Oro, en 1995. Inició su carrera deportiva como delantero centro en varios equipos de su continente, hasta que en 1988 fue fichado por el Mónaco a petición del entonces entrenador Arsène Wenger. Después pasó por clubes como el Paris Saint-Germain, el Milan —donde jugaba cuando fue nombrado jugador del año—, el Chelsea y el Manchester United. Pero nunca olvidaría que fue el técnico francés, ahora retirado, quien le abrió las puertas de Europa, por lo que este viernes le condecorará con la máxima distinción de honor de su país.

Luego de hacerse pública la noticia, Weah ha manifestado que Wenger lo cuidó “como a un hijo” mientras estuvo a sus órdenes y que sin la ayuda del técnico francés “no habría sido posible que jugara en Europa”. Por su parte, Wenger ha dicho que la historia del exfutbolista es “un milagro”. “Recuerdo cuando llegó a Mónaco, un poco perdido, sin conocer a nadie y sin que nadie tuviera referencias suyas como futbolista. Luego se convirtió en el mejor jugador del mundo y en presidente de su país”, rememoró el entrenador.

Antes de llegar al Mónaco, Weah jugaba para el club camerunés Tonnerre Yaoundé. En esa época, el actual entrenador de la selección de Togo, el francés Claude Le Roy, dirigía a Camerún, donde conoció al liberiano. Fue Le Roy quien recomendó a su amigo Wenger que lo fichara, por lo que también él recibirá la condecoración del Gobierno de Liberia este viernes.

La decisión no ha pasado desapercibida por los críticos de Weah en Liberia. La oposición ha manifestado que la distinción que recibirá Wenger no debería ser entregada a individuos que hicieron algo personal por el presidente, sino por el país. Ante los reclamos, el Gobierno ha justificado que el entrenador será reconocido no solo por lo que hizo por Weah, sino por su contribución “a los deportes en África y por darle oportunidades a varios africanos”. Como técnico del Arsenal, Wenger dirigió a 16 futbolistas de aquel continente, entre ellos el marfileño Kolo Touré, el camerunés Lauren y el nigeriano Nwankwo Kanu.

Weah, de 51 años, se retiró del fútbol en 2003 para dedicarse a la política en Liberia, justo al final de la feroz segunda guerra civil que azotó a su país durante cuatro años. En 2017, después de dos intentos fracasados, se presentó una tercera vez a las elecciones presidenciales como líder del Congreso por el Cambio Democrático, en las que derrotó en segunda vuelta al entonces vicepresidente Joseph Boakai.

La ceremonia de condecoración de Wenger y Le Roy se realizará este viernes en Monrovia, capital de Liberia, con motivo de su día nacional de la bandera.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información