Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El VAR llega al fútbol español

La RFEF y LaLiga presentan el sistema de videoarbitraje en la Ciudad del Fútbol

El excolegiado Carlos Clos Gómez explica el funcionamiento de una sala VAR en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.
El excolegiado Carlos Clos Gómez explica el funcionamiento de una sala VAR en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

“Hay que verla. Vamos a ver el fuera de juego fino”, le comunicó el árbitro asistente de vídeo (VAR) Jesús Gil Manzano al central Carlos del Cerro Grande mientras revisaba la conocida jugada de la Supercopa de España entre Sevilla y Barcelona, que terminaron acreditando como anotación en favor de los andaluces. “Correcto: gol del número 17. Es correcto. Gol correcto. Gol, gol, gol”, le confirmó Gil Manzano a su compañero en la cancha. A partir de este viernes, estas conversaciones se volverán habituales también en la Liga Santander, que empezará a implementar oficialmente el videoarbitraje en todos los partidos de primera división. El sistema ha sido presentado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga este martes, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid).

“El VAR es una realidad en las competiciones españolas”, ha confirmado durante la presentación el presidente del Comité Técnico de Arbitraje (CTA), Carlos Velasco Carballo, que presumió de contar con una de las “mejores instalaciones del mundo” en este rubro. Compuesto por ocho salas VOR (Video Operations Room), donde los árbitros revisarán en directo los partidos, más otras dos de control técnico, el nuevo complejo estará conectado con todos los estadios de la Liga. Cada sala está habilitada para juzgar un partido distinto, con un árbitro principal, el conocido como VAR, más un asistente, denominado AVAR. Además, en caso de tener que utilizar el videoarbitraje en un estadio sin la infraestructura tecnológica necesaria, la Federación Española de Fútbol cuenta con unidades móviles con el mismo equipamiento, como la que se utilizó en Tánger para la Supercopa.

El protocolo para revisar una jugada será prácticamente idéntico al utilizado en el Mundial. Cuando el VAR considere que una decisión arbitral merece ser revisada, en la sala VOR cuenta con un botón verde para abrir la comunicación con el colegiado —y uno rojo para cerrarla—. Este, a su vez, debe detener el juego y colocar su mano sobre el auricular para indicar que hay una revisión en proceso y, en caso de que deba verificar la repetición, siluetear la forma de un televisor y acercarse a la banda, donde habrá una pantalla entre las bancas para la revisión.

Efecto disuasorio

Velasco Carballo ha aseverado que la implementación del VAR “tiene una función mucho más allá de corregir errores, porque los árbitros inmensamente aciertan”. Para respaldar este argumento, ha expuesto que el videoarbitraje se probó durante 101 partidos, en los que se revisaron 542 incidentes y solo procedieron siete revisiones: dos penaltis, tres tarjetas rojas, un fuera de juego (el de la Supercopa) y un error de identidad. “El VAR tiene un efecto muy importante que es el disuasorio”, ha afirmado el presidente del CTA, ya que “los futbolistas se sienten más observados”. Como ejemplo ha puesto el último Mundial, en el que no ha habido tarjetas rojas por conductas violentas.

Asimismo, Velasco Carballo ha defendido el videoarbitraje de las críticas por el parón que supone en un partido la revisión de una jugada. “En Rusia, el tiempo efectivo de juego fue de un minuto más que en el Mundial de 2014”, ha detallado. También ha comparado las estadísticas de la Supercopa de España, en el que se perdieron solo 38 segundos en verificar el gol del Sevilla, mientras que los tiros libres detuvieron el balón hasta por ocho minutos. Además, ha sugerido que el momento en que el árbitro central se acerca a la pantalla del VAR se ha convertido en “el minuto de oro” para el público. “Los espectadores ahora buscan que haya revisiones”, ha reiterado.

Mayor transparencia arbitral

Escuchar el audio de los árbitros Gil Manzano y Del Cerro Grande durante el partido de la Supercopa ha sido posible porque, en busca de hacer más transparente el uso del VAR, la federación también registra la comunicación que hay entre los colegiados. Asimismo, una cámara colocada en el techo de cada sala de Las Rozas transmitirá en directo la imagen y el sonido durante los partidos. “De esta manera, podremos saber cuándo se equivocan los árbitros en la decisión final”, aseguró Carlos Clos Gómez, encargado de la formación del cuerpo arbitral.

El excolegiado ha detallado que la formación de los árbitros en el VAR ha pasado por un periodo offline, en el que no hubo comunicación con el central en la cancha, y otro de pruebas en vivo con los canales abiertos. En total han recibido 27 horas de teoría y 30 de práctica en un simulador, en el que revisaron 750 clips de vídeo con diferentes situaciones de juego. Como está estipulado por la International Football Association Board, el videoarbitraje solo puede intervenir en cuatro supuestos: jugadas de gol, penaltis, tarjetas rojas y errores de identificación de jugadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información