Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jan Ullrich, ingresado en un psiquiátrico tras su agresión a una prostituta

La policía ha informado de que el internamiento del exciclista es obligatorio debido a un incidente ocurrido cuando lo iban a poner en libertad este viernes

Jan Ullrich sale de un juzgado de Suiza el pasado septiembre.
Jan Ullrich sale de un juzgado de Suiza el pasado septiembre.

El exciclista alemán Jan Ullrich, ganador del Tour de Francia de 1997, ha sido trasladado este viernes por la noche a un hospital psiquiátrico después de quedar en libertad tras su detención por agredir a una prostituta, según ha informado este sábado una portavoz de la policía de la ciudad alemana de Fráncfort. La agente ha indicado que se trata de una internación obligatoria debido a un incidente ocurrido cuando lo iban a poner en libertad el viernes por la tarde y del que no quiso dar más detalles, solamente que provocó que los policías decidieran ingresarlo en el hospital psiquiátrico. "Su estado de salud será evaluado por especialistas", ha añadido.

El internamiento del exciclista, según la portavoz, es una "decisión urgente" tomada por los agentes ante su estado corporal y mental, que hubiera podido suponer un peligro para él mismo y para otros. Ullrich fue trasladado hasta la clínica en una ambulancia. "No quería ir a una clínica de rehabilitación voluntariamente", ha explicado la portavoz. El hospital es ahora el responsable de tomar más medidas en el caso del exdeportista.

El exciclista alemán fue detenido el viernes por este incidente en un hotel de lujo de Fráncfort, adonde se había trasladado tras abandonar su casa en la isla de Mallorca. El personal del hotel fue quien alertó a las autoridades tras las quejas de la mujer. Según la fiscalía, estranguló a la mujer, identificada como una prostituta de 31 años. Cuando lo arrestaron estaba "bajo los efectos del alcohol y de las drogas". Las autoridades investigan todo lo ocurrido bajo la acusación de intento de homicidio y lesiones corporales graves, ha informado este sábado la policía, mientras los abogados de Ullrich guardan silencio sobre lo ocurrido.

La detención llegó unos días después de que Ullrich fuera detenido por la policía española tras asaltar la casa de su compatriota, el actor y director de cine Til Schweiger, en la isla de Mallorca. Ullrich quedó en libertad al día siguiente tras prestar declaración ante un juzgado de Palma, pero pesa sobre él una orden de alejamiento de 50 metros sobre su vecino Schweiger. Tras este incidente, el exciclista afirmó estar arrepentido y querer someterse a una terapia de desintoxicación para solucionar sus problemas. Su mujer, Sara, lo abandonó hace unos meses, llevándose a Alemania a sus tres hijos, de 11, nueve y cinco años.

Ullrich es el único alemán que ha ganado un Tour de Francia, pero su carrera quedó salpicada por el escándalo de dopaje masivo revelado en la llamada Operación Puerto. Esta investigación de la Guardia Civil contra la clínica de sangre de Eufemiano Fuentes acabó con su carrera como ciclista. Tras numerosas investigaciones fue suspendido como ciclista en 2012, a lo que siguió su retirada definitiva del ciclismo y una serie de incidentes sucesivos, entre ellos la detención, en 2014, tras lanzarse a toda velocidad y bajo los efectos del alcohol contra dos coches, en Suiza, donde residía por entonces. En 2013, tras años de negación, reconoció finalmente que se dopó cuando ejercía como ciclista profesional.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información