Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuerpo de ciclista, piloto de MotoGP

La fiebre por la bici se ha ido apoderando de la parrilla y deja corredores enjutos que se entrenan en puertos de montaña

Aleix Espargaró despedía así sus cortas vacaciones. Ampliar foto
Aleix Espargaró despedía así sus cortas vacaciones.

La estética del Mundial de motociclismo era otra hace unos años. Y variada. Pilotos de 1,80m, como Valentino Rossi, siempre delgado, de piernas canijas. Pilotos como Dani Pedrosa, de 1,60m, poco comedor, en forma, de antebrazos cortos pero cargados de músculo. Hoy, esos dos perfiles se combinan con los de otros corredores, de más o menos altura, pero tallados por el mismo patrón: el de la bicicleta. Cuerpos enjutos como los de Maverick Viñales o Aleix Espargaró. Todo por la devoción por ese otro deporte de dos ruedas que, a menudo, utilizan los pilotos de MotoGP para entrenarse, para ganar resistencia subiendo puertos de montaña. No hay nombre en lista de salida de un gran premio que no tenga en casa una de las mejores bicis del mercado. O más de una. Algunos, muchos, se la llevan incluso de viaje. A los circuitos.

Además, la dieta, estricta, se ha vuelto fundamental. Más o menos radical según los casos. Rossi sigue comiéndose una pizza o una hamburguesa de vez en cuando. Otros, como Viñales, se han quitado del plato hasta la pasta. Crutchlow asegura ser capaz de cascarse un entreno de cinco horas en bici con una sola botella de agua, pero, en cambio, dice no renunciar al chocolate, que le encanta. Ni a los helados. “Tienes que ser feliz en la vida”, ríe.

Todos dicen serlo. A su manera. Y con distintos sacrificios. Espargaró, por ejemplo, empezó a subir puertos de montaña al tiempo que le descubrieron que era intolerante al gluten, la lactosa y algún alimento más. Fue hace tres años. “Cambié mucho mi dieta. El primer año me costó mucho, porque era un fanático de la pasta. Ahora casi el 90% de mi dieta son verduras y he cambiado la manera de ingerir los carbohidratos, para perder peso sin perder energía. Me he vuelto un fanático de la nutrición”, afirma. Y añade: “Eso y trabajar con la bici me permiten estar muy muy delgado. Además, la bicicleta te da una resistencia enorme”.

“El peso es un gran problema. Si compites contra pilotos como Dani, 20 kilos de diferencia se notan mucho, especialmente cuando todos usamos los mismos neumáticos. Yo he perdido mucho peso este invierno, pero me siento en un estado de forma genial. La bici es mi pasión. Nunca voy al gimnasio. Pero tampoco me canso nunca con la moto”, tercia Crutchlow.

Viñales, en sus vacaciones.
Viñales, en sus vacaciones.

Maverick Viñales llegó a Qatar, la primera carrera del año, seco de carnes, sin mofletes. Había perdido unos cuatro kilos. “Sí he perdido, sí. Demasiado”, advirtió entonces. “Pero tengo más fuerza. Mi cuerpo no ha cambiado tanto. Y es el año en que me siento mejor preparado físicamente”, explica ahora. Sus rutinas de entrenamiento, dice, cambiaron a principios del 2017. Y desde entonces sigue el mismo plan, que incluye una serie de horas semanales en la bicicleta. “No hago entrenamientos muy largos, sino trabajos específicos para ganar explosividad en la moto”, explica.

Todos los pilotos de MotoGP se entrenan con la bici y se cuidan. Pero no todos lo hacen del mismo modo. “Tener sobrepeso afecta a tu movilidad encima de la moto, a tu elasticidad, a la aerodinámica, la velocidad o la aceleración, pero tener un kilo más de peso puede ser incluso positivo. Esa obsesión por el peso en motociclismo creo que es un error”, indica Jorge Lorenzo. “Algunos pilotos se están pasando. Que tu indice de masa corporal esté por debajo del 8% creo que es contraproducente. Para lograrlo te tienes que quitar los carbohidratos de la dieta, que te dan energía y fuerza”, apunta.

Andrea Iannone comparte su opinión. “El peso es muy importante, pero lo es tanto como la fuerza. Una MotoGP es una moto difícil de conducir, y necesitas de mucha energía. “Últimamente veo que hay muchos que van en bici, y la bicicleta te deja muy seco; el caso es que los músculos también se reducen. Cada uno tiene su filosofía, yo también voy en bici, pero miro de encontrar el equilibrio”, cierra.

Más información