Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PSG

Neymar se queda en París: “Quiero triunfar en el PSG”

El jugador brasileño, pretendido por el Madrid, anuncia en un acto de su fundación que continuará en el PSG la próxima temporada: “Tengo contrato; quiero triunfar en ese club”

En vídeo, declaraciones de Neymar y de su padre.

Neymar sí, Neymar no. Neymar se queda, Neymar se va. El último año de la carrera de la estrella brasileña ha sido una secuencia inagotable de titulares contradictorios. Su futuro, siempre incierto, ha eclipsado incluso su juego, más cuestionado que nunca tras su pobre papel en el Mundial. La cita de Rusia, el torneo más importante en la carrera de Neymar, fue un fracaso. El 7 de la Canarinha naufragó entre acusaciones de simulación y una discreta aportación al equipo, pero el ruido en torno a su destino superó de nuevo a las críticas.

En el gran escaparate futbolístico el debate era incesante, más si cabe tras la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus. ¿Se irá al Real Madrid? ¿Aguantará en el Paris Saint-Germain? Todo el mundo hablaba, menos él. El dirigente Nasser Al Khelaifi aseguró en mayo que no saldría de París: "Se queda al 2000%". Los medios de comunicación mundial desvelaban encuentros entre su entorno y el Real Madrid con sucesivas ofertas. El club blanco lo negó todo en dos comunicados: "No tenemos previsto realizar ninguna oferta por el jugador". En la noche del jueves al viernes, en una comparecencia donde no estaba prevista ningún anuncio, Neymar por fin habló. Tras meses de rumores, el brasileño aseguró que la próxima temporada jugará en París. "Me quedo en París, tengo un contrato", desveló. "Fui allí por un desafío, por tener cosas nuevas y por la búsqueda de objetivos. Nada ha cambiado. Quiero triunfar en ese club, vencer y espero que esta temporada sea maravillosa".

Sus palabras confirmaron las sospechas que existían en el Madrid. Tal y como adelantó EL PAÍS, el club blanco viajó la semana pasada a Brasil para decirle que estaban dispuestos a crear un proyecto a su medida. Neymar no les recibió. Sí lo hizo el padre, que les emplazó a hablar directamente con el PSG. "Si dice que se queda en París, que se quede", se resignaban ayer en el club blanco, desde donde confiesan que, hasta el momento, ha sido imposible negociar con Nasser Al Khelaifi.

En Chamartín confiaban en que fuese el propio futbolista el que diera el primer paso. Esperaban que le trasladase al dirigente catarí su deseo de irse de París. Ese movimiento no se producirá, tal y como avanzó el padre de Neymar a los emisarios del Madrid. Pese a todo, el progenitor y principal representante del jugador no dio un 'no' definitivo al club blanco. Al menos, hasta las palabras del propio Neymar.

El escenario que escogió el brasileño para lanzar su mensaje fue la alfombra roja de una gala benéfica de su fundación, Proyecto Neymar Jr., un complejo educativo para niños vulnerables localizado en el barrio Jadrim Gloria, São Paulo, el entorno donde creció el jugador. Neymar fundó esta entidad sin ánimo de lucro hace ahora cuatro años como un proyecto muy personal que satisfacía una aspiración familiar.

El tuit de Piqué

Entonces, el futbolista pertenecía al Barcelona. Pieza clave de un tridente deslumbrante junto a Messi y Luis Suárez, era casi imposible imaginarle fuera del Camp Nou. Hasta que llegó el PSG con 222 millones de euros, el precio de su cláusula de rescisión. El Barça no pudo hacer nada y el club parisino convirtió a Neymar en el jugador más caro de la historia. La operación se culminó tras semanas de especulaciones que dieron un giro inesperado después de que Piqué, capitán azulgrana, anunciara la continuidad del brasileño en las redes sociales. Durante un día libre en la gira de pretemporada del club azulgrana en EE UU, el central se fotografió junto su compañero y colgó la imagen en su perfil de Twitter junto a una frase que parecía un anuncio consentido por Neymar, el ya célebre "se queda". El tuit se consideró como un comunicado casi oficial, pero lo era. De hecho, la iniciativa de Piqué mosqueó al brasileño. Solo 10 días después el culebrón llegó a su fin cuando el PSG anunció su fichaje.

Pero su primer año en la capital francesa no ha sido como esperaba. A Neymar no le atrae el campeonato francés ni tampoco la idea de tener que compartir protagonismo con Kylian Mbappé, el gran ídolo local, más aún después del reciente triunfo de Francia en el Mundial. Su convivencia sigue siendo el gran dilema para todos en París. Neymar solo admite un escenario: ser el principal protagonista. El Madrid, después de la venta de Cristiano, se lo garantizaba. Pero de momento, atendiendo a sus palabras, buscará serlo en París. Un año después, Neymar ejerció de Piqué: "Me quedo".

Más información