Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kieran Trippier, el Beckham del pueblo

El lateral inglés, elogiado por el excapitán de Inglaterra, marca un gran gol de tiro libre

croacia - inglaterra
Trippier marca de falta el gol de Inglaterra. Getty

Como para Inglaterra, la noche de Kieran Trippier amaneció en el cielo para terminar hundida en el infierno. Cuando el duelo aún se sacaba las legañas, Modric frenó a Dele Alli con falta en la medialuna. Entonces, desde la grada de la portería de Pickford se encendieron los móviles. Algo podía pasar. Un lateral bajito, con cara de pícaro y pegada de ángel, había cogido el balón. Los aficionados más atrevidos se animaban a comparar la bota derecha de Trippier con la de David Beckham. No les faltó razón. El lateral del Tottenham dejó inmóvil a Subasic. El gol, un premio para el Mundial del defensa. El castigo, su equipo. Inglaterra se entregó frente a la rebeldía croata. Doble pena para Trippier, que ni siquiera terminó el partido, reemplazado por una lesión en la pierda derecha. Cayó Inglaterra; también Trippier, el Beckham del pueblo.

Criado en Bury, en las afueras de Manchester, Trippier se presentó en la cantera del City. Lo aceptaron. Crecía en los Citizens, admiraba a los Red Devils. Su ídolo era Beckham. “Solía ver a David y también Pirlo. Tenían una derecha sublime. Pero a Beckham era a quien más admiraba, por su técnica”, suele recordar. Escaló en la cantera del City, al tiempo que sumaba minutos en las categorías inferiores de Inglaterra, hasta que chocó con el primer equipo. Entonces, en el lado azul de Manchester no había quien moviera a Zabaleta de la banda derecha. Y Trippier, después de dos cesiones al Barnsley, se mudó definitivamente al Burnley.

Fue el City el que le cerró las puertas de Primera, también el que le abrió las puertas de Inglaterra para Rusia 2018. El equipo de Guardiola fichó al lateral del Tottenham Kyle Walker el pasado verano. Entonces, Pochettino fue en busca del excitizen, Trippier. “Kieran es de los mejores jugadores de la Premier y se merece todo el crédito. Asiste, crea juega y es uno de los mejores en los cruces”, lo elogió el técnico argentino. Trippier se afianzó como lateral en el Tottenham, al tiempo que Guardiola le daba minutos a Walker en una línea de tres centrales. Solución para Guardiola, solución para Pochettino, también para Southgate. El técnico inglés calcó para sus muchachos las posiciones en las que juegan en sus equipos: Walker de central, Trippier de lateral.

El lateral de Bury se convirtió en una de las sorpresas de Rusia. La primera fase la terminó como el jugador que más situaciones de gol creó (6). “Las entregas de este tío son fuego”, lo piropeó Beckham en las redes sociales. “Recibir un mensaje de él fue algo muy importante para mí”, le respondió Trippier. “Mucha gente me dice que tengo una pegada como la de David, pero no estoy ni cerca de las cualidades que él tenía. Lo único que puedo hacer yo es dar el máximo”, afirmó Trippier. Lo logró. No su Inglaterra, que reculó tanto en el estadio de Luzhnikí que Croacia dejó en nada su golazo.

Más información