Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La revancha de Pickford

Señalado por Courtois, el portero de Inglaterra es el símbolo de una nueva generación

Los jugadores de Inglaterra celebran junto a Pickford la victoria ante Colombia. Ampliar foto
Los jugadores de Inglaterra celebran junto a Pickford la victoria ante Colombia. AP

Según la FIFA, la mejor parada de los octavos de final fue la que hizo Jordan Pickford para rechazar el potente remate de Mateus Uribe en el minuto 92 del duelo entre Inglaterra y Colombia. Parecía que su volada había sido suficiente para sellar el pasaje de los británicos a los cuartos de final. No lo fue. Irónicamente, para el guardameta claro, en la siguiente jugada Yerry Mina saltó más que nadie para gritar el 1-1 y mandar el encuentro a la prórroga. Sin embargo, a Pickford le quedaba un recurso más. Esta vez sí definitorio, para colocar a su selección entre las ocho mejores de Rusia, después de frenar el último penalti de Bacca. “Había estudiado a todos los lanzadores”, confesó. Fue su revancha. Una más en Moscú.

Pickford vuela para rechazar el disparo de Uribe.
Pickford vuela para rechazar el disparo de Uribe.

“Yo sí que hubiese parado el disparo de Januzaj”, había soltado Courtois (1,99 metros), tras el gol del delantero de la Real, que se tradujo en la victoria de Bélgica ante Inglaterra (1-0), que cerró el grupo G. “Pero”, se burló el portero del Chelsea; “él es 10 centímetros más bajo que yo”. No tardó ni una semana Pickford en responderle al exmeta del Atlético. “No me importa si no soy el portero más alto, pero tengo potencia y habilidad. Se trata de estar acertado en el momento justo, como lo hice yo”, resolvió el portero del Everton (1,85), tras la victoria ante Colombia.

Pickford mantuvo hasta el último momento el pulso con Butland (Stoke City) para ver quien se adueñaba del larguero de la selección británica en Rusia. Ganó el del Everton, símbolo, en cualquier caso, de la reinvención de los metas ingleses, ayer olvidos en las canteras. “Sale bien en los centros y con los puños. Es tranquilo y distribuye bien la pelota por el centro del campo”, lo elogió el Southgate, el técnico de Inglaterra. “En el fútbol base de la Premier no se la daba mucha importancia al trabajo de los porteros. Les alcanzaba con que no fallen. En España, en cambio, se nos exige mucho más, desde que aprendemos a utilizar los pies hasta entender todo el juego del equipo”, explica Joel Robles, compañero del guardameta de los Tres Leones en el cuadro de Liverpool.

Pickford (24 años), Butland (25) y Pope (26), hoy en Rusia, fueron tres de los únicos cinco guardametas ingleses titulares en la Premier League la temporada pasada. Los otros dos, Hart (31) y Foster (35). “Poco a poco ya van trabajando mejor. De hecho, hoy Inglaterra tiene a tres porteros jóvenes y muy buenos”, completa Joel.

El futuro de la portería inglesa pasa por las manos de Pickford, lo sabe el Everton que le pagó 34 millones al Sunderland por su traspaso. “Es un poco bruto, de pueblo, pero muy buen chaval. Serio y trabajador. No es casualidad lo que le está pasando”, completa Joel. Inglaterra, por fin, encuentra un portero.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información