Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Croacia tampoco perdona a Islandia

El conjunto de Dalic, que presentó nueve cambios en su once, completa un partido burocrático frente a un rival entregado que no mereció perder. Se enfrentarán a Dinamarca el domingo en octavos (20.00)

Sigurdarson remata de cabeza ante Lovren y Jedvaj.
Sigurdarson remata de cabeza ante Lovren y Jedvaj. Getty

Jugando al trantrán, demostrando muchas de sus virtudes y sostenida por el azar en momentos puntuales, Croacia acabó con el recorrido mundialista de Islandia con una actuación burocrática. Ese espíritu casi funcionarial se impuso sobre la pasión islandesa, que se agigantó por momentos y demostró que más allá de su entrega también hay fútbol en algún que otro par de botas. No le llegó, sin embargo, para alcanzar el sueño de llegar hasta octavos, aunque durante más tiempo del esperado lo acarició con la yema de los dedos.

Islandia

4-2-3-1

Heimir Hallgrímsson

1

Halldórsson

5

Sverrir Ingi Ingason

18

Magnusson

2

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Saevarsson

6

Cambio Sale Bjorn Sigurdarson

Ragnar Sigurdsson

10

1 goles Gol

Gylfi Sigurdsson

7

Gudmundsson

17

Aron Gunnarsson

8

Cambio Sale Traustason

Bjarnason

20

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Hallfredsson

11

Cambio Sale Albert Gudmundsson Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Finnbogason

12

Lovre Kalinic

5

Corluka

13

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Tin Jedvaj

22

Pivaric

15

Caleta-Car

20

Cambio Sale Lovren Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Pjaca

4

1 goles Gol

Perisic

10

Cambio Sale Filip Bradaric

Modric

19

1 goles Gol

Badelj

8

Cambio Sale Rakitic

Kovacic

9

Kramaric

Croacia

4-3-2-1

Zlatko Dalic

Clasificada para octavos tras dos exhibiciones previas, Croacia se presentó con nueve cambios en su once respecto al último partido —solo repitieron Modric y Perisic—, que si bien no desdibujaron su esquema de juego, sí señalaron algunas de sus carencias. Su línea defensiva suplente resultó algo voluble y sus laterales no lograron ampliar el campo lo suficiente para generar esa superioridad en el centro del campo que tanto beneficia a sus volantes.

Frente a una Islandia entregada a la causa física, la secuencia permanente de pases de Croacia generó una superioridad aplastante en la posesión, pero no suficiente para acogotar a su rival. Hasta el gol de Badelj, que cazó un balón desde el punto de penalti minutos después de enviar un disparo al larguero, Croacia no presentó grandes credenciales ofensivas. Sí lo hizo Islandia, que tuvo en la cabeza de Ingason dos oportunidades perfectas para mover el marcador. La segunda se topó con el larguero tras imponerse por enésima vez en el juego aéreo. La presencia de Corluka en la línea central junto a Caleta-Car rebajó la contundencia de una línea que sufrió en cada jugada a pelota parada.

Sostenida por la pierna izquierda de Hallfredson y a la cintura de Sigurdsson (el futbolista del Everton) Islandia llevó la batuta del juego en muchos instantes. Con la omnipresencia de Bjarnason en el costado izquierdo (que se llevó un golpazo en el rostro de Pjaka en la primera mitad que le tuvo sangrando gran parte del encuentro) poco a poco achicó terreno el combinado nórdico y se fue presentando ante el meta Kalinic con mayor asiduidad.

Aun así, el empate lo logró de penalti, tras una mano evidente de Lovren que convirtió Sigurdsson. No se quedó ahí el conjunto nórdico, que se volcó al ataque y pudo ponerse por delante si Bjarnason hubiera acertado a dirigir a portería un gran centro de Finnbogason. Una temeraria decisión de Hallfredsson, que tiró un recorte improcedente en zona caliente, derivó en una cabalgada de Perisic y en un zurdazo imparable que acabó con cualquier opción para Islandia. Croacia, que tampoco pierde en su versión B, se enfrentará invicta en octavos a Dinamarca el domingo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.